domingo, 21 de enero de 2007

Navarra - 2ª parte

Como ya dije en un post anterior, estas pasadas navidades estuvimos en Estella. La verdad es que, por su situación, es un lugar ideal como punto de partida para excursiones de todo tipo. La Rioja está a un paso (la alavesa también) y en un día tuvimos tiempo de acercarnos hasta San Millán de la Cogolla, donde visitamos –con guía y sin las aglomeraciones típicas del verano- los monasterios de Suso y Yuso, cuna del castellano -y del euskera-. Después de comer nos encaminamos hacia Elciego, para ver las famosas bodegas diseñadas por Frank Gehry, pero el acceso sólo está permitido con cita previa –que supongo hay que pedir con bastante antelación- y el vigilante apostado en la puerta del recinto se encargó de informarnos sobre ello, al mismo tiempo que nos señalaba amablemente el camino de salida. De allí fuimos a Laguardia, ciudad amurallada que guarda un tesoro en su iglesia principal: un pórtico policromado del siglo XIV, único en el mundo, pues conserva aún la 2ª mano de pintura que le dieron en el XVII gracias a que se construyó otro segundo pórtico para protegerlo. Parece ser –y me enteré allí- que todos los pórticos de catedrales e iglesias eran pintados, pero las inclemencias del tiempo se han encargado de no dejar ni rastro de esa policromía, dejándonos las piedras “peladas” tal y como las vemos ahora.

Pero no todo va a ser cultura, y en Estella, para reponer fuerzas, aún llegamos a tiempo de meternos, entre pecho y espalda, unos cojonudos*: una rebanadita de pan con jamón serrano, un huevo de codorniz frito y tomate muy picante por encima. Todo ello regado con buen vino del país. Mmmmmm...


* Creo que se llaman así porque vienen cojonudos para los 7 y 8 grados bajo cero que soportamos esos días.

2 comentarios:

Carlitos dijo...

Salieron algunas fotos del pórtico policromado? Me interesaría verlo!

Con respecto a los cojonudos, ¡qué bien que suenan! Claro, si comiera (o comiese) animal prohibido :-P

pejiguera dijo...

Estoy seguro de que en Ljublijana triunfarían los cojonudos, más que nada por el frío que hace.

En cuanto a las fotos, estaba estrictamente pro-hi-bi-do hacerlas, pero creo que se me escapó alguna sin querer (sin flash, claro). Te la haré llegar lo antes que pueda.