martes, 27 de febrero de 2007

Pérdidas

Este mes de febrero han abandonado este mundo dos personas de esas que, sin conocerlas, te caen simpáticas. Además, he de reconocer que no sabía nada de ellas hasta que leí la noticia de su muerte. Una de ellas era Robert Adler, uno de los inventores del mando a distancia. Creo que no hace falta destacar la importancia de este invento, que tantos “viajes” nos ha ahorrado a todos. Intenten imaginar el hacer zapping hoy en día sin este aparatito. Si –cuando se queda sin pilas- hasta somos capaces de abrir todos los otros que tenemos encima de la mesa, para ver si alguno las tiene del mismo tipo y cambiarlas, con tal de no levantarnos... Murió el día 15, a los 93 años, en un geriátrico.

Justo una semana antes murió Alejandro Campos, más conocido por “Alejandro Finisterre”. ¿Que cuál fue el invento de este hombre? Les daré una pista: “el que pierda, paga”. ¿Aún no? ¡Venga hombre! Que no hace tanto estaba usted tirando escupitajos en el hierro para que deslizara bien en sus guías. Y escuchando el sonido de las bolas cayendo por la rampa del cajetín. ¡Pues claaaaro, el futbolín! Aún me escuece el callo de la base de los dedos cuando recuerdo las tardes del fin de semana con los amigos, ejercitando los reflejos y haciendo sed para las jarras de cerveza del bar Sabuco.

¡Brindo en su memoria!

No hay comentarios: