martes, 27 de marzo de 2007

El catastro ilicitano

Hace unas semanas, cenando en casa de nuestros amigos y compañeros de viajes Dani y Rocío, salió a la conversación el tema del “catastro ilicitano”, una placa de bronce de la época romana, donde aparece una relación de propietarios y sus posesiones. Un tío de Rocío, Catedrático en el Departamento de Ciencias de la Antigüedad y de la Edad Media en la Universidad Autónoma de Barcelona, fue quien les comentó, estas navidades pasadas, las particularidades y la importancia de la pieza, pues al parecer, sólo hay otra parecida en Verona. No soy ningún experto en arqueología –realmente, en nada- pero me extrañó no haber oído hablar antes de ella, y mucho más no haber leído una sola palabra sobre el tema en los libros de Pedro Ibarra que han pasado por mis manos. Un objeto de esa importancia debería haber estado en el MAHE con motivo del regreso de La Dama el año pasado (y tal vez lo estuviera, pero no tuve la ocasión de disfrutar del museo a fondo). He sondeado a varias personas, entre otras a mi amigo Vicen (bastante más puesto que yo en estos temas) sin resultado positivo. He buscado en internet, obteniendo lo mismo: nada. Cuando ya me daba por vencido, encontré, en el libro Elche, una mirada histórica*, recientemente editado con el patrocinio del Ayuntamiento de Elche y coordinado por Miguel Ors Montenegro, una amplia reseña, con foto incluida, de la “tábula de Ilice”, que es, al parecer, su nombre oficial. En el capítulo titulado Prehistoria y antigüedad, a cargo de Rafael Ramos Fernández, podrán encontrar todo lo que sobre ella quieran saber. Y si desean verla “en directo”, no tienen más que acercarse al Museo de La Alcudia, donde está expuesta. Un día de estos me acercaré a hacerle una visita, y de paso, alguna foto.

*Este libro, editado simultáneamente en castellano y valenciano, fue el regalo de mi hija estos últimos Reyes, con dedicatoria incluida de Miguel Ors, a quien agradezco desde aquí tan gentil detalle.

2 comentarios:

, dijo...

Bueno, voy a estrenarme en tu blog porque te debo un par de comentarios y agradecimientos. Son tardíos, pero estaba esperando a que tuvieras los marcadores a cero para que hiciera más ilusión..jejej

Primero gracias por enlazarme, yo ya he hecho lo propio en mi microesfera para que los insectos como yo, te visiten y conozcan. Muchos ya lo han hecho, y aunque no te dejen comentarios, te felicitan.

Que conste que yo te visito todos los días y leo las batallitas de tu infancia y las historias de cernícalos. Por cierto, vaya posts intelectuales te marcas. Que provecho le sacas a los libros y a las cenas con amigos y cervezas. (Atentos lectores a las próximas entradas, porque se ha comprado un libro sobre egipcios y seguro que cae algo pronto)

En fin peji, te felicito como amiga por tu blog, te envidio como bloggera por la constancia, y te digo, como hija tuya que soy, que ciertamente haces honor al nombre de pejiguero.

Saludos paaaaaapa

pejiguera dijo...

Gracias, hija, yo también te quiero.

Y el libro de Egipto está el tercero en "el spooler" de lecturas pendientes, así que por un tiempo no habrá de qué preocuparse.

1b7.