domingo, 24 de junio de 2007

El próximo eclipse

Cenando en casa hace poco con unos amigos, uno de ellos –Alberto- sacó a la palestra, casi de pasada, el tema de los eclipses totales de sol, y se planteó, medio en broma, la posibilidad de ir a ver el próximo, en el 2008, a China (nada menos). Quien haya tenido la suerte de contemplar uno en directo, sabe que le queda un gusanillo por dentro que le reconcome durante una temporada hasta quedar aparentemente dormido. Pero cuando se acerca otro eclipse, y los medios comienzan a hacerse eco de la proximidad del acontecimiento, el gusanillo sale de su letargo y provoca en su anfitrión unas ganas irrefrenables de ir a verlo, sea como sea. Así estoy yo desde 1999. Este amigo, uno de los que estuvo conmigo en Hungría ese año, ha tenido la suerte de ver otro más, el del año pasado, en Turquía. Yo me tuve que conformar con verlo por Internet, pero cuando llegó el momento de la totalidad, la página –de la NASA, por cierto- estaba tan saturada que la pantalla quedó congelada en una imagen de absoluta negritud. Tenía un par de páginas más en la recámara por si ocurría eso, pero aún estaban peor, así que me quedé con las ganas. Pueden imaginar que el gusanillo, a quien en principio no le había hecho ninguna gracia la idea, quedó cabreado como un chino, y aún de vez en cuando, si hablamos de este tema, se despereza un momento para mordisquear el tallo de mi conciencia, cerca de las raíces, allí donde están mis anhelos más profundos. Ahora ha vuelto a despertar, aunque no del todo, porque no pude evitar ponerme a recabar datos sobre el evento del año próximo. Resulta que será el 1 de agosto, fecha en la que CASI estaré de vacaciones. Pasará, además de por China, por Mongolia, Siberia (cruzará Rusia de norte a sur), Groenlandia y el nordeste de Canadá. Entré a la página que la NASA dedica a estos acontecimientos, a ver qué se cuenta Mr. Spenak, quien nos ayudó con sus precisos –y preciosos- datos a decidirnos en el 99. También eché un vistazo al sitio del grupo Shelios, astrofísicos del IAC que hacen lo que a mí me gustaría: no se pierden uno, sea donde sea. Esta gente suele tener buen ojo a la hora de escoger el lugar de observación, y vi que se iban a Novosibirsk, capital de Siberia occidental, también conocida en Rusia como la Ciudad de la Ciencia. A esas alturas, el gusanillo empezaba a dar muestras de inquietud, así que el siguiente paso ya fue buscar cómo llegar hasta allí. Como no me atrae la idea de volar en Tupolev, por los funestos presagios que les acompaña en cada viaje, me decanté por el Transiberiano, cuyo recorrido ya es en sí mismo una aventura. Desde Moscú a Novosibirsk hay un trayecto de casi cuatro días con sus noches, que se pueden hacer cómodamente en sus coches cama. He averiguado algunas cosillas más, pero me las dejaré para un segundo post, para ir haciéndoles gana a ustedes también. Qué, ¿se vienen?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola pegiblogers, soy Alberto: En el mundo-mundial, en la naturaleza-natural, hay muchos espectáculos dignos de resaltar (tengo pendiente ver una aurora y una erupción volcánica) pero pocos, por no decir ninguno, se pueden comparar a la observación de un "TOTAL SOLAR ECLIPSE". Cuando acabas de verlo lo que más te apetece es saber cuando y donde será el siguiente y en este caso el próximo está, no lejos en el tiempo pero si en distancia, por lo que la cosa se complica. A pesar de todo, Peji, te veo muy animado, Novosibirsk, transiberiano ... me gusta! La cosa se calienta, esto hay que hablarlo entre cerveza y cerveza. A por él.

pejiguera dijo...

Hombre, Alberto. Ya sé que mi respuesta llega tarde (cuando leas esto, ya habremos hablado largo y tendido sobre esta entrada), pero he estado sin línea algunos días, y sin internet hasta hoy. Ya contaré mañana en una entrada -el tema lo merece- la buena nueva. A ver si me pongo las pilas y escribo algunas cosillas más.

Ah, gracias por la visita. :-)

Javier Falcó dijo...

Hola JL, soy Javi. ¿Qué tal?.Espero que todo vaya bien. Apelando a los viejos tiempos donde hemos compartido “de todo” no he podido resistirme y dejar un comentario en tu blog (con el mismo respeto que se entra en una casa, por supuesto) sobre este próximo eclipse de 2008.

Este sábado en la playa, Rafa me habló de tu blog (felicidades por cierto) y de tu idea de ir a Novosibirsk. Con otros asuntos en mi cabeza, hacia tiempo que no había entrado en la página de Mr. Spenak y se me había pasado este magnifico evento. Al asociar esta formidable dicotomía Siberia-eclipse me subió de repente la presión sanguínea. Sólo quiero decirte con estas líneas que te animes, pues Rusia es un país increíble al cual he ido dos veces y que pienso volver en breve. Yo he hecho vuelos interiores (a Krasnoyarsk en concreto) y los aviones están bien. Sólo los que van a destinos más deprimidos usan flotas más precarias. Novosibirsk es de las buenas. Por otro lado ir en el transiberiano (que debe ser un viaje muy literario) supone adelantar las fechas ya un poco criticas, ya que normalmente en Elche se suelen coger las vacaciones en agosto.
El famoso impacto de un cometa en Siberia conocido como fenómeno de Tunguska (que tú bien conoces), no queda lejos, y aunque sólo sea testimonial, puede ser otro aliciente más.

Decirte que hace muy poco recibí en casa un ejemplar del National Geographic de 1912 donde aparece un artículo sobre un general retirado de los EE.UU. que recorre Rusia en el transiberiano. Puedes verlo www.javierfalco.com en el apartado “blog”. No hace falta decirte que si estás interesado, sólo tienes que pedírmelo y te lo escaneo. Una última cosa que pienso que te gustará, bájate de la red un documental del Canal de Historia que se titula “Siberia, La conquista del este”. Puede ser un estímulo más. Bueno pues eso, un saludo a la familia y que esta idea que tienes en la cabeza salga para adelante. Un abrazo.

pejiguera dijo...

Bienvenido, Javi.
Gracias por la visita y por tus amables ofrecimientos. La verdad es que la cosa está caliente, pero estas dos últimas semanas, por distintos motivos, no he podido seguir mirando nada, así que se ha ido enfriando algo. Tengo pendiente un segundo post con más información, que quisiera dejar terminado esta semana, pero no sé si podré. A ver si se solucionan los problemillas que me están robando tiempo últimamente y me pongo en serio. Aún queda mucho tiempo -poco más de un año-, pero la situación tiene un "algo" que me recuerda a los preparativos del eclipse del 99. Espero que todo acabe igual de bien.

Seguimos en contacto. Salud.