martes, 15 de enero de 2008

Estoy incomunicado (o casi)

Los chicos de ONO llevan un tiempo trasteando por mi barrio, abriendo zanjas, levantando baldosas y todo eso. No sé si será culpa suya o no, pero la semana pasada estuve dos o tres días sin línea telefónica, y desde el viernes hasta hoy –de momento- no he podido acceder a Internet (les escribo esto desde un ordenador prestado unos minutos, de fuera de casa), lo que se traduce en que no pueda leer/escribir/contestar el correo ni actualizar este blog. Si alguien está esperando una respuesta, paciencia, parece que el año no ha comenzado muy bien. Espero que cambie (a mejor, claro) y poder ponerme al día.

Mientras tanto, ¡salud!

No hay comentarios: