lunes, 11 de febrero de 2008

El Pinet

Hace un par de domingos estuve en El Pinet, donde han hecho, en mi opinión, un gran estropicio (ecológicamente hablando). Lo han dejado muy bonito, con pasarelas de madera, miradores a varios niveles de altura, etc., pero han espantado a todos “los bichos”. La gran población que había de charranes, avocetas, chorlitejos y cigüeñuelas, que constituían un espectáculo ornitológico de primer orden, ha desaparecido. Les han acondicionado las charcas, han hecho nuevas zonas no inundadas para hacerles la nidificación más fácil y segura, pero lo único que han conseguido ha sido espantarlas hacia otras zonas más tranquilas. El año pasado hicimos una visita por semana santa, cuando las obras iban por la mitad, y la zona, rebosante de vida un año antes, estaba totalmente abandonada por las aves. Esperaba que éste hubieran cambiado de idea, pero sólo vimos dos o tres cigüeñuelas despistadas. Y eso que realmente, el circuito aún no está terminado ni abierto al público, pues hay unas barreras provisionales puestas para que no entre la gente (que, por cierto, se las salta por el forro, yo el primero). Seguramente estarán esperando a que, ahora que vienen elecciones, algún pajarraco de más altos vuelos lo inaugure oficialmente. En fin, que han hecho un cine moderno, con butacas comodísimas, aire acondicionado, pantalla gigante, pero no hay películas que proyectar. Para que vean. Seguiremos probando, a ver...

Una de las pasarelas entre dunas, abierta hacia el Mediterráneo

No hay comentarios: