jueves, 7 de febrero de 2008

La avoceta (recurvirostra avosetta)

Retomando el tema de la avifauna local, que inauguré hace ya unos meses con la cerceta común, hoy les voy a hablar de la avoceta (recurvirostra avosetta). Esta bonita zancuda, de más o menos el tamaño de una paloma, es el símbolo de la Royal Society for the Protection of Birds –el equivalente británico de la Sociedad Española de Ornitología-. Suele anidar en colonias grandes y ruidosas, si bien algo dispersas. Casi siempre, en esa época la encontraremos en compañía de charranes, chorlitejos y otras especies sociales de aguas someras y salobres. Para la puesta no se complica mucho la vida: hace un pequeño agujero, a veces revestido con hierba, donde deposita 4 huevos de color tierra moteados de negro. Si alguna vez paseando por alguna zona húmeda ve a algunas de ellas haciendo acrobacias en el aire y chillando como locas cerca de usted, y/o tal vez a otra cojeando, con las alas abiertas rozando el agua y la cabeza agachada como si estuviera enferma, tenga por seguro que están tratando de llamar su atención porque se encuentra demasiado cerca de su nido o de sus crías, así que aléjese cuanto antes a una distancia más prudente y disfrute del espectáculo con ayuda óptica. Unos prismáticos de 8 aumentos suelen ser más que suficientes. Con ellos descubrirá que el pico curvado, que de lado parece finísimo, es ancho visto desde arriba. Con esta “herramienta”, efectúa a cada paso un barrido lateral, igual al movimiento de siega, con el que se procura el alimento admirablemente.

No hay comentarios: