viernes, 21 de marzo de 2008

Lecturas

En las últimas semanas he estado leyendo tres libros recomendados por distintos amigos, con resultados también dispares. Les contaré:

El primero de ellos fue La caída de Constantinopla 1453, de Steven Runciman. Tenía tantas expectativas puestas en él que, quizá por eso, me defraudó un poco. Esperaba más “molla” en el relato, pues el argumento –la toma por los turcos de la vieja y decadente capital de Bizancio- creo que podría haber dado mucho más de sí. Todo es cuestión de gustos, naturalmente, pero en mi opinión, Sir Steven se limita a narrar de forma demasiado aséptica –casi lo llegué a imaginar como un presentador del telediario dando las noticias- el asedio y las circunstancias socio-políticas del momento. En el prólogo, de Antony Beevor, se cita que esta heroica gesta inspiró a Tolkien en El Señor de los Anillos. Como las comparaciones –dicen- son odiosas, no les diré nada más.

El libro está editado por Javier Marías desde su “Reino de Redonda”. No soy especialmente pijotero con la presentación de los libros, pero me parece que éste lo han diseñado con pésimo gusto. Cubiertas de amarillo chillón, que casi hace daño a la vista, con letras azules, inspirada en la primera edición inglesa (de 1908) de la novela The Lost Viol, de M.P.Shiel. En el interior las cosas no mejoran. La tipografía escogida, de tamaño XXL, parece más propia de Teo se va a Constantinopla que de una obra de estas características. Como remate, en los apéndices que cierran el libro, Marías nos presenta, en un innecesario alarde de snobismo, a toda la “nobleza” de su Redonda (en inglés y castellano).

Pese a todo lo expuesto, es un libro que deberían leer si, como a mí, les gusta la Historia, pero no lo compren como entretenimiento, pues muy probablemente se les caerá de las manos.

Como me he extendido más de lo que pensaba con esta entrada, dejo para mañana las reseñas de los otros dos libros: El péndulo de Focault y Harry Flashman. Y no olviden supervitaminarse y supermineralizarse.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Siento que el libro no haya cumplido tus expectativas Peji, entre otras cosas porque te lo recomendé yo. La verdad es que la obra no es muy apasionada que se diga.Sin embargo,es una de las obras más completa publicada sobre el asedio y la caída de la ciudad. Desarrolla un buen trabajo con el manejo de las fuentes de ambos bandos y de los "neutrales",que hasta su publicación era un material muy disperso. Personalmente, me lo devoré como si fuera una novela de aventuras. Es verdad, que los que nos dedicamos a estudiar historia estamos más acostumbrados a leer mamotretos, a veces áridos como polvorón en el Gobi. Pero bueno si los ha acabado, ya es un triunfo.Respecto a Tolkien, la verda no tengo ni idea si le sirvieron de referencia estos hechos. Aunque si lo pienso Gondor tiene un aire a Constantinopolis. No obstante, imaginate por un momento una superproducción que tratara el tema. La ambición rallando en la locura de Mehmet, la decadente Bizancio,el asedio, la ayuda que no llega y la poca que llega atravesando por los pelos las cadenasdel Mármara(gran momento cinematográfico), la artilleria turca,las última misa en Hagia Sofía, héroes como Giustinianni o el propio basileus,el traslado de la flota turca por la colina de Pera (de Oscar), el fervor religioso etc. Dale la dirección a Peter Jackson, por ejemplo, y rodeale de un buen grupo de actores y quizás resultara tan espectacular y emocionante como la obra de Tolkien.
De todos modos no creo que se lancen a hacerla, y en Europa quizás no hay tanto presupuesto para hacer una pelicula grandiosa de estas características. Y no la harán porque no es una historia anglosajona, y los anglosajones hacen pocas pelis de historia donde no aparezcan o tengan algo que ver. Si Numancia estuviera en Gran Bretaña habrían hecho ya tres remakes. Pero esto es otra historia.
Como veo que te has quedado un poco frio con el libro, te voy a recomendar otro, con la misma temática. Es "El sitio de Constantinopla" de Mika Waltari. Le falta historia, pero esta llena de emociones. Quizás encuentras en ella lo que has echado en falta en el libro de Runciman.

Pepin dijo...

jujuajua, cuantos libros tienes que leer y tambien uno que te he dejado juajuajuajua

Pejiguera dijo...

Hombre, Pericles, tampoco quería dar la impresión de que se trata de un bodrio (que no lo es). Simplemente quise decir que esperaba más de él. ¿No te ha pasado a veces que te han hablado muy bien de una película, has leído una crítica excelente, los trailers prometen mucho, y cuando la ves te quedas con cara de póquer? Pues eso es lo que me ha ocurrido a mí. Como ya he dicho, creo que el tema del libro podría haberse desarrollado de forma más apasionante. Es incuestionable el gran trabajo de investigación llevado a cabo por Runciman, pero como narrador, peca de soso. Sabes que no ando escaso de imaginación -aunque los años me hayan hecho más escéptico-, pero tampoco es normal que el lector tenga que hacer todo el trabajo. Hay grandes investigadores que son también brillantes comunicadores, y sus obras, que a veces tratan temas muy complejos, llegan de este modo a un mayor número de lectores, pues de otra forma quedarían restringidas al ámbito académico. Estoy seguro de que Runciman era una persona de mucho talento, pero su estilo como comunicador no es de mi agrado. Todo lo que elogia Marías en su epílogo, es precisamente lo que no me ha gustado a mí. Pese a todo esto, ya dije que es un libro que deberían leer, pero no como novela de aventuras, sino como lo que realmente es: el más serio y cuidado trabajo de investigación que seguramente se habrá hecho nunca sobre el tema.
Tal vez el entusiasmo del prólogo, junto con el encarte azul sobre las cubiertas con la cita de la inspiración de Tolkien, hagan crearse al lector falsas expectativas.
En cuanto a lo de las pelis, se han hecho varias últimamente sobre el mundo griego, pero lo de Constantinopla posiblemente sea tabú por un complejo de culpabilidad que quede latente en nuestras conciencias, por no haber ayudado cuando se debía (jolín, qué bien que me quedó).
Tomo nota de la nueva sugerencia, que agradezco. En mi próxima visita a la librería le echaré un vistazo. El sábado pasado ya cargué para una temporada: un par de libros de ciencia (algo espesos, creo)y "Las aventuras del valeroso soldado Schwejk", en el que tengo depositadas muchas esperanzas. Si la serie que pasaron por Tv era fiel al libro, éste puede ser la bomba. Ya contaré.
Abrazos.