martes, 3 de junio de 2008

La Feria de Abril, digooo de Mayo, digooo de Junio

Parece que nuestro Exmo. Ayuntamiento va a obsequiarnos, otro año más (y van dos), con la Feria de Abril. Y digo obsequiarnos, por no decir condenarnos. Llevo dos semanas viendo el montaje que están haciendo en el “recinto ferial” de San Antón (ahora se llama así a lo que siempre nos hemos referido como “descampaos”). Han levantado casi una treintena de carpas, una de ellas de doble planta, para albergar a los andaluces locales, y a los comarcales y regionales supongo, pues dudo que haya en Elche tanta gente dispuesta a “pasárselo bien” entre taquitoh de hamón, shopitoh y gambah, amén de las actuaciones previstas durante ¡¡¡dos fines de semana!!! Y dirán ustedes ¿dos fines de semanas completos, con sus viernes y todo? Pues sí, señores, sí. Y como les ha parecido poco, aún han añadido actuaciones las noches del miércoles y jueves de la segunda semana, para gozo y deleite de los vecinos que tenemos la suerte de tener que trabajar al día siguiente. Eso sí, son espectáculos de gran interés para los ilicitanos, con grupos y canciones típicos de nuestra tierra, como el coro rociero “Breva seca” (creo que no es ése el nombre correcto, pero no consigo recordar ahora cómo se llama) y otros del mismo palo, de gran arraigo en la cultura valenciana. Además, están levantando también atracciones de feria (nuestras “barquicas” de siempre), para deleite de pequeños y medianos, con lo cual los decibelios pueden alcanzar un nivel interesante.

Y digo yo: ¿qué beneficios obtiene el pueblo de Elche con esta, llamémosle feria? ¿Quién decide dónde, cuándo y por cuánto tiempo se monta un tinglado así? Y lo más importante, ¿quién paga todos estos fastos? Soy consciente de que la población de origen andaluz en la ciudad es bastante grande, pero también lo son las de origen manchego o murciano (sin contar a los extranjeros), y hasta hoy, nadie ha visto en el pueblo “la fiesta de la vendimia”, ni “el entierro de la sardina”, ni la celebración de la festividad -y mucho menos romería- de ninguna famosa Virgen de esas comunidades vecinas. Los únicos que han levantado algo de “polsaguera” en ese sentido, pero muy discreta y educadamente en mi opinión, han sido los maños. El Centro Aragonés de Elche, coincidiendo con la festividad de su patrona (que es la de toda España), celebra unos actos –hasta donde yo sé- breves y correctísimos para con sus convecinos. Luego, en las fiestas locales, colaboran participando en la ofrenda de flores a la Mare de Deu y chimpum. ¿Por qué tenemos que soportar, aparte de las fiestas locales, ya ruidosas de por sí, cruces de mayo, romerías del rocío y ferias de abril? ¿Por qué no se dispensa a todas estas asociaciones el mismo trato? Los que me conocen saben que soy de “vive y deja vivir” pero, por favor, no toquen las narices. Y que no me vengan con excusas de que echan mucho de menos su tierra o sus fiestas porque “no cuela”. Cualquier punto de esa tierra anhelada está a pocas horas en coche desde Elche y, hoy en día, quien no va a la Feria de Sevilla (por poner un ejemplo) es porque no quiere. Y si nos restringimos al aspecto presuntamente cultural de estas jornadas, esta ciudad dispone de diversos recintos con distintos aforos (el Gran Teatro, la Rotonda del Parque Municipal, la Ciudad Deportiva, etc) para acoger tan bellas manifestaciones musicales. Lo contrario, son ganas de tocar los cataplines ¿no les parece?

2 comentarios:

Pepin dijo...

2 cosas :
1º tienes razón que hacen mucho ruido
2º porfa me enlazas en tu blog

Pepin dijo...

2 cosas mas :
1º sson escandalosos
3º papa me pones mas comentarios en el blog