viernes, 6 de junio de 2008

Las aventuras del valeroso soldado Schwejk

Acabo de terminar, no sin pena, uno de los libros más divertidos –por no decir el más- que he leído hasta ahora. Les hablo de Las aventuras del valeroso soldado Schwejk, obra maestra de las letras checas escrita por Jaroslav Hašek, quien antes de ganarse la vida como escritor y periodista, había sido empleado de banca. Dejó este mundo en 1923, cuando contaba 40 años. De su pluma salió “el alegato antibelicista más profundo y lleno de humor que ha producido la literatura universal”, según reza en la contraportada. Después de un delirante y breve peregrinaje por comisarías, prisiones y manicomios militares de su Praga natal, de la mano del presuntamente “simple” protagonista, recorreremos buena parte de Chequia, Hungría y Polonia, acompañando a la 11 compañía, batallón N, regimiento 91, de la que forma parte como asistente del Teniente Lukash primero y como ordenanza de la misma después, una posición de relativo privilegio comparada con la de los otros soldados, que viajan amontonados en otros vagones y no tienen acceso a la casi siempre bien provista cocina del filósofo Jurazda, o a las botellas de ron del sargento de oficina Hanek, o... pero bueno, no les contaré más. Es un libro que merece la pena ser leído. Espero que disfruten tanto como yo con los micro-relatos que Schwejk, que no puede estar callado ni debajo del agua, va intercalando en sus respuestas, vengan a cuento o no, para desesperación de sus superiores. Todo lo bueno que recordaba de la serie de pudimos ver en TV en los 80, ha sido superado con creces en el libro. Ya tardan en ir a buscarlo.

No hay comentarios: