domingo, 21 de septiembre de 2008

Tócala otra vez, Richard.

El pasado lunes día 15, a los 65 años de edad y tras una corta lucha contra el cáncer, nos dejó Richard Wright, quien fuera el “teclas” de Pink Floyd, denostado por algunos que opinan que nunca estuvo a la altura del grupo. Ya dije en una ocasión lo que pensaba al respecto, así que no me repetiré otra vez. Como muestra de su aportación a la música, pueden escuchar “The Great Gig in the Sky”, un temazo incluido en el disco –en mi modesta opinión- más redondo de los Floyd: The Dark Side of the Moon. Según leí en la wiki, parece ser que Mr. Wright tuvo sus más y sus menos con Roger Waters, quien no le soportaba. Esto provocó algunas anécdotas, como la de que el teclista fuese a la gira de “The Wall” como músico contratado, siendo a la postre el único que obtuvo algún beneficio económico en esos conciertos. Su muerte ha desbaratado los cada vez más insistentes rumores de reunión de la banda, negados hasta la saciedad por Waters y Gilmour, pero que habían abierto un rayito de esperanza entre sus seguidores después de aparecer juntos hace tres años en el Live 8.

Descanse en paz, Sr. Wright.

1 comentario:

Pericles dijo...

RIP WRIGHT