martes, 25 de noviembre de 2008

Ópticos sin fronteras

El amigo Alberto, óptico de profesión y de vocación, se nos marchó a Cuba. El pájaro se va a “espolsar” 15 días a gastos pagados en el Caribe, graduando la vista a cientos de cubanos que se beneficiarán del programa “Mirada solidaria a Cuba”, promovido por la Universidad de Alicante. Y aunque dice que, por lo que le han contado de expediciones anteriores, no hay tiempo apenas para nada más que no sea para lo que van, me extrañaría que no encontrasen un ratito para darse una vuelta por La Habana y disfrutar de las legendarias hospitalidad y simpatía cubanas. Ya veremos qué nos cuenta a la vuelta. ¡Pero qué envidia, señorrrrrrrr! Me tiembla la cámara sólo de pensarlo...

No hay comentarios: