viernes, 26 de diciembre de 2008

Mantecados de los de antes

Bueno, sigo escasísimo de tiempo, pero como estoy de vacaciones navideñas (la tregua de los confiteros según mi primo Gilbert), espero recuperar todo lo perdido a partir de hoy. Para empezar, les obsequiaré con esta receta que me pasaron el otro día para hacer los famosos mantecados, una de las pastas más famosas, junto con los almendrados, de la navidad. Debo decir que ya la probé el pasado fin de semana (con la ayuda de mi hijo) y los resultados fueron EX-TRA-OR-DI-NA-RI-OS. Conseguí recuperar el sabor y casi la textura de los que hacía mi abuela Mercedes en mi niñez. Pero no me enrollaré más y pasaré a facilitarles la receta:

Ingredientes (para 1 kg. Aproximadamente):

- 250 grs. de almendra molida
- 250 grs. de harina
- 250 grs. de azúcar
- 250 grs. de manteca de cerdo

Se mezcla todo en un bol grande y se amasa hasta conseguir una pasta homogénea y sin grumos. Se extiende la masa y se cortan las figuras con moldes (los típicos tienen forma de estrella y de corazón). Hacemos una bola de pasta con el sobrante y volvemos a extender y a repetir la operación mientras nos quede materia prima. Emparejamos los mantecados en una bandeja previamente untada de mantequilla (o de manteca) SIN JUNTARLOS DEMASIADO, pues crecen un poco y se pegarían unos con otros. Introducimos la bandeja en el horno bien caliente (250º) y los dejamos cocerse entre 5 y 10 minutos. El tiempo exacto dependerá del grosor que le hayamos dado a la pasta y de si nos gustan más crudos o más tostados. No los pierdan de vista porque pasan del blanco al negro con mucha rapidez. El acabado también va por gustos: se espolvorean por encima con canela y azúcar (yo, estos ingredientes los mezclo antes en una tacita) antes o después de hornearlos. Si se hace después, es recomendable espolvorear nada más sacarlos del horno. Recién hechos están muy ricos –hay que esperar a que se enfríen, claro-, pero si les dan tiempo a “envejecer”, con los días van ganando en untuosidad y sabor.

Y nada más, prueben y ya me dirán, ya. Y si tienen alguna duda, ya saben dónde encontrarme.
¡Feliz Navidad!

2 comentarios:

Pericles dijo...

Cualquier día de estos hago la recetica. ¡¡Feliz año, Peji y compaña!!

Pejiguera dijo...

Feliz año para vosotros también, Paco. Espero que sea mejor que el 2008...
Un abrazo.