lunes, 28 de diciembre de 2009

Seguimos con libros

Hace ya más de dos meses que no les hablo por aquí de mis lecturas, las cuales seguramente no interesarán a nadie, salvo a los libreros, pero por si acaso, aquí les dejo estas breves reseñas.

Como ya les adelanté, el amigo Vicen, quien ya me había dejado Las guerras del Peloponeso, de Tucídides, me prestó también la segunda parte, las famosas Helénicas, de Jenofonte, quien retomó el relato del conflicto donde lo había dejado el primero a su muerte. Si bien son dos estilos totalmente distintos, noté a Jenofonte más parcial en el fondo, pero también más ligero en las formas. Si en la primera parte abundan los discursos pronunciados por los distintos protagonistas de la guerra, en la segunda son muy escasos. Si en el libro de Tucídides, el lector toma parte por el bando de Atenas, pese al poco entusiasmo puesto por el autor en ello, y aún sabiendo que va a perder, Jenofonte nos hace sentir simpatía por los Lacedemonios, sentimiento que se va transformando en lástima conforme avanzamos hacia el final. Después de acabar con estos dos pesos pesados, para digerirlos mejor y repasar el tema de forma más amena, releí el librito que el siempre genial Asimov dedicó a Los griegos.

Entre los dos peloponésicos, devoré Pues vaya, una recopilación con extractos de las obras de P.G. Wodehouse, de quien ya les hablé anteriormente. Con él he podido descubrir que la producción del autor no se limita a los divertidos Jeeves y Wooster, sino que tiene varias series con diversos protagonistas, entre los que puedo citar al Sr. Mulliner, a Psmith o a los habitantes del Castillo de Blandings, con Lord Emsworth a la cabeza y su ojito derecho, la cerda negra de raza Berkshire, ganadora de varios concursos, más conocida como Emperatriz de Blandings. Acaba el libro con ensayos, pensamientos y un resumen epistolar, una muestra de la correspondencia que el autor mantuvo, durante su larga estancia en los Estados Unidos, con un amigo inglés, a quien pone al corriente de sus andanzas.

Más recientemente ha pasado por mis manos El asombroso viaje de Pomponio Flato, con el que he descubierto a Eduardo Mendoza y, sin exagerarles nada, me he divertido bastante. Dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno, pero éste me ha parecido excesivamente breve. Con un humor mayormente escatológico, aliñado con fina ironía, nos cuenta las desventuras de un patricio romano, de viaje por Judea, en busca de unas aguas milagrosas. Y no les contaré nada más, porque si lo han leído, ya saben de qué va, y si no lo han hecho, todo lo que exceda lo que he puesto está de más. Recomendable.

Otro libro que tenía pendiente, dando tumbos por la mesa desde hace un año (regalo del amigo invisible en las navidades pasadas), era el archiconocido El niño con el pijama de rayas, de John Boyne. Si alguien lo quiere, se lo regalo.

Y ya para terminar, por hacer tiempo mientras llega la remesa que he encargado en la librería con el famoso cheque-regalo, he leído otro que había por casa: El pájaro de fuego y otros cuentos populares rusos, de A.N Afanásiev. Éste no lo regalo porque es de mi mujer, pero tampoco me importaría. Del estupor inicial al aburrimiento sólo hay tres páginas. Y el final de los cuentos, de antología. Dan la sensación de haber sido escritos con la mayor desgana del mundo. Es una lástima, porque algunas historias darían mucho más de sí bien desarrolladas. Al acabarlo, me vino a la cabeza esta comparación con todo lo ruso que tengo y/o he tenido: algo útil, de cierta calidad, pero con un acabado soso y desabrido.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Lo mejor de la gastronomía

A principios de noviembre (del 7 al 11 concretamente), se celebró en el IFA de Torrellano el Congreso nacional Lo mejor de la Gastronomía, evento que venía celebrándose anteriormente en San Sebastián. Paralelamente al congreso, se programaron diversas actividades, algunas de ellas en Elche (no podemos obviar el hecho de que los pabellones de IFA se encuentran en nuestro término municipal), como un concurso de huevos fritos, otro de alioli y un debate-coloquio sobre el estado actual de la gastronomía española, celebrado en la rotonda del Parque Municipal, en el que intervinieron, entre otros, Quique Dacosta, Susi Díaz (conocida cocinera local) y Paco Torreblanca como representantes de los restauradores; del lado de los usuarios, y por hacer la cosa más amena y divertida (supongo), algunos de los escogidos fueron José Mª Iñigo, el Gran Wyoming y Santiago Segura. Verán algunas fotos más abajo. Como la cosa iba medio en serio, medio en broma, se dijeron muchas tonterías, pero también muchas verdades, entre ellas, la que dijo el Sr. Iñigo aludiendo a aquellos hosteleros que, especializados en elaborar ciertos manjares, especialmente sencillos, a precios accesibles para la mayoría de los mortales, se meten en camisa de once varas. Puso el ejemplo de ese asador en el pueblo, donde todo el mundo va a comer chuletas de cordero, o gazpacho, porque están cojonudos. Sitios de menú corto pero suculento, donde no saben hacer muchas cosas, pero las que hacen están riquísimas, después de tantos años de especialización. Pues bien, de la noche a la mañana, llegas a ese mesón y te encuentras a Pepe, el propietario-cocinero-relaciones públicas-sumiller, puesto de gorro y delantal verde de diseño, con su nombre bordado en oro y con una carta de “alta mariconería” (y perdón por la expresión) bajo el brazo. Una carta de donde, en el mejor de los casos, no habrán desaparecido aquellos guisos por los que hemos venido siempre, pero cuyo protagonismo ha sido sustituido por otros de nombre más rimbombante y peor sustancia. De inmediato me vino a la cabeza el negocio regentado por unos amigos, perdido en medio de la sierra, a donde solemos ir al menos una vez al año -está a hora y media en coche de aquí- para no perder el contacto y casi por tradición (una tradición que dura más de 20 años). Allí hemos comido siempre, servidos en platos de “duralex” -transparentes y rayados por el uso-, esas patatas fritas en la leña, esas chuletas de cordero a la brasa o ese conejo frito con ajo cabañil que hacen que se te salten las lágrimas, de tan buenos que suelen estar. Con el tiempo, los platos y vasos “como los de casa” han ido siendo sustituidos paulatinamente por vajilla normal de hostelería, incorporando –por fin- detalles como copas para el vino o cubiertos todos iguales. Pero con estos cambios llegaron otros, como entradas en la carta del tipo Lomo de jabalí con salsa de castañas, Brochetas de ciervo o Perdiz confitada, habiendo desaparecido esos que tanto nos gustaban. Como tengo la suficiente confianza –y soy lo bastante “cascaor”- como para decirles lo que pienso, lo hemos hablado en más de una ocasión, a lo que siempre me han respondido que se han tenido que adaptar a lo que la gente les pide, pues su clientela estaba harta de sota, caballo y rey. Ella soporta mejor la crítica, pues creo que se ha dado cuenta de que la exagero un poco, pero él se la toma más a pecho, y le noto en los ojillos que le he tocado la fibra, por no decir otra cosa. En nuestra última visita, hace ahora un par de meses, convinimos en que, a la próxima, pediríamos un menú “clásico”, con su fuente de chuletas de cordero o conejo frito y otra de patatas, abundantes y con un fondillo de aceite en el culo de la bandeja, donde mojan los que se quedan con ganas o los que no pueden resistirse a la gula, a pesar del colesterol, los triglicéridos y todas esas tonterías que nos joden la vida.

Y ya para terminar, y por si acaso lee esto: Paco, no te mosquees, que sabes que te queremos mucho, hombre. :-)

sábado, 19 de diciembre de 2009

Tercer aniversario

¿Saben que el pasado jueves hizo tres años que estoy aquí dándoles la lata? Parece que fue ayer, pero desde entonces han pasado muchas cosas, unas agradables y otras no tanto. Aquí les he ido desgranando, como las magdalenas de Proust, detalles de mi niñez en ese Elche de finales de los 60, las novedades del devenir cultural de esta ciudad, o les he mantenido al corriente sobre mis lecturas, o sobre mis viajes y/o los de mis amigos. Saben por estas páginas de mis aficiones, de mis alegrías y de mis preocupaciones, o al menos de buena parte de ellas. El problema es que, con el tiempo, se acaban las ideas y se agotan los temas sobre los que escribir. Más de una vez se me ha pasado por la cabeza acabar esta aventura, si es que se la puede llamar así, pero me ha faltado valor. De todos modos, el poder de convocatoria de estas páginas es tan escaso, que apenas lo iban a notar algunos familiares y amigos, quienes muy probablemente lo visiten por saber de mí –los primeros- y por compromiso –los segundos-. Lo que sí habrán notado, es que la frecuencia de actualización ha bajado este año con respecto a los anteriores. Aunque he procurado que la media no bajara mucho, acabaré este año con ochenta y pocas entradas, mientras que la media de los dos anteriores ha estado muy cerca de las cien. No es mucho, pero es verdad que he pasado por momentos de auténtica sequía, en los que no sabía qué poner. De todos modos, hemos llegado hasta aquí y me alegro de poder celebrar con ustedes este tercer aniversario.

Gracias por venir.

martes, 15 de diciembre de 2009

De cooperantes y de maleantes.

El pasado 28 de noviembre, los amigos Alberto y señora, partían camino del Sáhara en misión humanitaria, concretamente a echar un vistazo a los ojos de aquellas personas dejadas de la mano de ZP y demás dirigentes europeos, sin contar a la ONU y a otros países de los comúnmente denominados civilizados. Dos días más tarde, me enteré de la noticia del secuestro de unos cooperantes en la zona y, casi simultáneamente, comenzaba el rocambolesco “incidente Haidar”, que sería de risa si no fuese porque es para llorar. Cuando escribo esto, ninguno de los dos asuntos ha sido solucionado, ni tienen, en mi modesta opinión, visos de resolverse a muy corto plazo. Con respecto al primero, respiré tranquilo –dentro de lo que cabe- al conocerse la identidad de los secuestrados, y más aún cuando se supo también la de los secuestradores. En cuanto a Alberto y compañía, ya me advirtió antes de marcharse de que iban a estar literalmente incomunicados (no iban a Tinduf, sino a otro campamento más al Sur, cuyo nombre no recuerdo, donde los medios son aún más precarios, si cabe), así que cuando vuelvan, dentro de unos días, nos pondrán al corriente de cómo se han vivido allí estas situaciones. Ya les contaré, pues seguro que tiene miga la cosa.

sábado, 12 de diciembre de 2009

Calendario 2009 - Diciembre

A lo tonto, a lo tonto, hemos llegado a diciembre, último mes de este año que tan descontento tiene a casi todo el mundo. Esperemos que el 2010 nos venga cargadito de cosas buenas o, al menos, que no traiga ninguna mala, que ya es bastante. Ya estoy trabajando en el calendario del próximo año, pero antes, les dejaré con la foto de este mes, tomada el año pasado por estas mismas fechas, de parte de la iluminación navideña instalada por nuestro Ajuntament para deleite de grandes y chicos (y de Iberdrola). Y la próxima semana les contaré algunas cosas sobre libros y cooperantes, entre otras. Permanezcan atentos a sus monitores. :-)

lunes, 7 de diciembre de 2009

Festival Medieval 2009

Pues, otro año más, hemos tenido Festival Medieval en Elche, como ya les anuncié. Fueron dos fines de semana intensos, repletos de actividades, pasacalles y... mercadillo. No lo pasamos mal, no. El primer acto al que asistimos fue a una ceremonia Sema en el Gran Teatro, a cargo de Galata Mevlevileri Derviches, de Turquía, que era más liturgia que espectáculo. Mentiría si dijera que no me gustó, pero me sorprendió porque esperaba algo más folclórico y menos espiritual. Por lo visto, el resto de asistentes estaba tan sorprendido como yo, pues los ejecutantes, desde los músicos (entre los que había una mujer), hasta el maestro espiritual, pasando por los derviches, transmitían tal solemnidad, que cuando saludaron al comenzar y al finalizar la ceremonia, no sabíamos qué hacer, y nadie se atrevió a aplaudir. No habría estado mal que, junto con el pequeño programa que nos dieron a la entrada, nos hubiesen explicado algo sobre el tema, pues nos fuimos sin saber si habíamos hecho bien o no, aunque creo que acertamos. Aquí tienen alguno de los momentos mágicos.


Al día siguiente asistimos, en el Hort del Xocolater, entre palmeras, a una versión más artística de la danza sufí, más parecida a lo que esperaba. De la mano del también turco Ziya Azazi, casi llegamos al trance con sus incansables giros, en un espectáculo donde la danza, la luz y el sonido se combinaban de forma muy atractiva para, durante treinta minutos, mantenernos embobados. Ahí van dos imágenes de Dervish in progress.


El plato fuerte tendría lugar en el fin de semana siguiente, pero coincidió con la maratón fotográfica crevillentina, y llegué tan cansado de ella, que no tuve el coraje suficiente para coger la mochila de nuevo y salir a la calle. Como mi mujer y mi hijo estaban también en baja forma (a mi regreso encontré a la primera en el sofá, enrollada en una manta, con una de sus indisposiciones digestivas, mientras que el segundo estaba en la cama con jaqueca), no tuve quien me animara a hacerlo, así que provisto de chándal y zapatillas, me arrellané en el sillón a ver el fútbol (la carne es débil). Aparte de las fotos de arriba, podrán ver más imágenes relacionadas con el Festival en mi galería en Flickr (encontrarán el enlace a la derecha). Gracias por su visita.

jueves, 3 de diciembre de 2009

La mariposa tigre (Danaus Chrysippus)

No hace mucho les hablé aquí de mi participación en una maratón fotográfica en la vecina localidad de Crevillent. En esa entrada les contaba sobre nuestra visita al Hondo y, muy de pasada, sobre unas mariposas compinchadas con los mosquitos. Ese día, con motivo de las jornadas fotográficas, las puertas del paraje estaban abiertas de par en par, con lo que pudimos entrar “hasta la cocina”, como se suele decir. Ya casi nos volvíamos cuando descubrí, detrás de una de las casetas de los guardas, una vistosa mariposa, bastante inquieta por cierto, que no se dejaba fotografiar fácilmente. Cuando volví al camino, descubrí con sorpresa que había varias decenas de ellas, acosadas por otros participantes en el concurso. Curiosamente, fuera de los márgenes no había mosquitos, o al menos no molestaban, pero en cuanto te salías un poco del camino, eras víctima de su avidez. Y claro, las mariposas estaban donde más mosquitos había. De vuelta al coche –y a Crevillent-, uno de mis compañeros comentó que había oído al guarda contarle a otros visitantes, que era una especie rara de mariposa, migradora desde África, que sólo podía encontrarse aquí en toda España. Como el tema me pareció interesante, me propuse investigar, así que, ya en casa, y con las fotos delante, encontré en Internet algo de información.


Al principio la confundí con la famosísima Monarca, pero cuando me fijé un poco mejor, vi que no era igual. Y es que es su pariente de este lado del océano, pero tan parecida, que la llaman también la “monarca africana”, aunque es más conocida como mariposa tigre. Ampliamente extendida por Asia y África, es fácil de encontrar en las Canarias, mientras que es rara en Marruecos y no ha sido citada ni en Argelia ni en Túnez. Con esto del cambio climático (y que me perdone el Sr. Ánsar por ser tan pesado), su área de influencia se ha visto ampliada a zonas del norte del Mediterráneo, como Grecia, el sur de Italia o España, siempre asociada a humedales costeros y a su vegetación típica, pues en ella se encuentran las plantas de las que se alimenta.


Les dejo con algunas de las fotos tomadas, para que puedan apreciar su belleza.




domingo, 29 de noviembre de 2009

Ya se entregaron los premios en el concurso Biodiversitat...

...Y yo recibí el mío, je, je. Pues sí, el pasado jueves 26 tuvo lugar el acto, en una ceremonia presidida por las autoridades locales, entre las cuales pude reconocer a la persona del Alcalde, a la concejala de Cultura (que es quien firma el diploma que verán más abajo), al de Hacienda, a representantes de Institutos como integrantes de la Comisión Darwin (entre ellos Vicent Sansano, del IES Carrús, de cuyas manos recibí mi premio) y, cómo no, la presidente de la Asociación de Comerciantes de Elche, representando a quienes han financiado los premios del concurso. Como público, al menos doscientas personas, entre premiados y acompañantes, con lo que el Centro de Congresos estaba bastante concurrido. Tuve que pedir permiso en el trabajo, pues la ceremonia comenzó a las 7 de la tarde, cosa curiosa teniendo en cuenta que Elche es una ciudad mayormente industrial y aquí casi nadie termina de trabajar antes de las 8 de la tarde. Por otra parte, si tenemos en cuenta que la mayoría de premiados eran estudiantes, la mitad de ellos de primaria, podemos excusar la elección de la hora. Yo estuve arropado, aparte de por mi hijo pequeño, por algunos amigos y miembros del grupo Elche/Elx de Flickr que no quisieron perdérselo, como Pasqual, Educrevillent, Lucía M.Lozoya, Emilio o Daniel.Inn. Lo malo es que ninguno nos acordamos de llevarnos la cámara, con lo que no hay testimonio gráfico del momento. De todos modos, quiero darles desde aquí las gracias por asistir.

Y para terminar, una pequeña anécdota. Junto con la foto a presentar, constaba en las bases el requisito de acompañarla con un sobre cerrado con los datos del autor, indicando en el exterior una palabra o frase que debía figurar también detrás de la imagen. Yo escogí la palabra “cirrípedos” como un guiño al recuerdo de Darwin, pues durante muchos años fueron objeto del estudio de este gran científico, tantos, que hasta acabó harto de ellos. Los cirrípedos son una clase de crustáceo, cuyo representante más conocido es el percebe. Pues bien, alguien ha tenido una confusión y el lema ha aparecido rotulado como si fuese el título de la foto. Para la gran mayoría habrá pasado desapercibido, para otros no habrá sido más que un acto de pedantería por mi parte, mientras que los más puestos habrán pensado: “este tío no tiene ni puñetera idea”, con lo que no van muy desencaminados, aunque, por suerte, aún sé distinguir una cerceta de un percebe.


Ah, y les incluyo también una imagen del cheque-regalo. Ya les contaré cómo acaba la cosa, pues aún no sé cómo tengo que gastarlo.


miércoles, 25 de noviembre de 2009

El teléfono vampiro

¿No les decía? El otro día hablaba de cachondeo de los correos esos que avisan de catástrofes si descuelgas el teléfono cuando te llaman de determinados números y miren, esta semana me ha llegado uno. Se lo transcribo para que ustedes estén también informados:


"AVISAR A LA GENTE

6701139900: No descolgar. Pásalo. Este correo lo ha pasado un inspector de la policía.

MÓVIL 670 113 99 00 IMPORTANTE !!!!!!NO CONTESTAR A ESTE TELEFONO!!!!!!!!!!!!

Yo me lo he grabado en la agenda del móvil con el nombre 'NO DESCOLGAR'. Así, seguro que cuando me suene y mire la pantalla me acordaré.

Me ha llegado información de toda confianza que se están efectuando llamadas a móviles desde el número 670113 99 00. Como veréis el número no es habitual ya que tiene 10 dígitos en vez de 9 que es lo normal. Si recibís alguna llamada desde este número NO LO COJAIS!!!!

Si descolgáis el teléfono, automáticamente os cogen vuestra línea y se utiliza para todo tipo de consumo, llegando a pasar facturas astronómicas, y las compañías de telefonía no pueden detectar que es una trampa por lo que aún reclamando, es muy difícil que no os pasen la factura a vosotros. Al descolgar, no contesta nadie, parece ser que las llamadas se efectúan desde algún equipo informático o similar y solo necesita que se descuelgue en el número al que está llamando para hacer la 'trampa'. No es un bulo, está ocurriendo efectivamente.

Pasad este mensaje a vuestros conocidos para intentar evitar que ocurra. PASALO"


Ya sabes, no contestes. Y mucho ojito que lo ha pasado un inspector ¿eh? Tratándose de tecnología, probablemente haya sido el inspector Gadget...

domingo, 22 de noviembre de 2009

De calendarios y "Elx avui"

Y ya que estamos con calendarios, en el de Gráfica Punt i Ratlla, conocida cooperativa local de artes gráficas, que durante muchos años ha estado organizando un concurso de fotografía llamado “Elx avui” (“Elche hoy” para los forasteros), han incluido, en el mes de noviembre, una foto mía de las que presenté en una de las últimas ediciones. Aquí tienen la prueba.


Pero resulta que esa misma foto apareció, aquella vez a todo color y en la hoja correspondiente a enero, en el calendario de 2004, como verán en la foto de más abajo. Aunque no obtuvo ningún premio en su día, parece que ha caído en gracia en la cooperativa, porque ha repetido aparición en dos ocasiones, cosa que tiene más mérito si calculamos el fondo fotográfico de que deben disponer estos señores después de tantos años de Elx avui. Y ya que hablamos del concurso, me gustaría saber por qué dejó de celebrarse, pues era una forma estupenda de mantener viva y alerta la cultura fotográfica local, aparte de ser el “disco duro” donde está archivado, en imágenes, el paso del tiempo en nuestra ciudad (instantes que no volverán, lugares que se han transformado, edificios que han desaparecido, cómo vestíamos, qué coches conducíamos...)



jueves, 19 de noviembre de 2009

Calendario 2009 – Noviembre

La foto correspondiente a este mes está tomada en agosto de 2008 en Praga, justo a las espaldas del Museo Franz Kafka. Y no es que entrásemos, es para que se sitúen. Estábamos aún haciendo la digestión, después de una leve siesta del amigo Dani en el césped de un parque cercano, donde unos chavales –y algunos no tan chavales- practicaban con su monopatín en las rampas de mármol de un monumento muy puesto, cuando llegamos a este punto, donde los cisnes parecían posar para los turistas, con el Puente de Carlos al fondo. Como sé que algunos de ustedes son muy incrédulos, aparte de la foto del mes, les dejo con las de la siesta y del parque como bonus track. Hale, a disfrutar...


A ras de agua
Algún día será famoso y podré decir que tengo una foto suya en mi blog, je. je.
Para que vean que no les engaño. En grande se ven mejor ¿eh?

martes, 17 de noviembre de 2009

XII Jornadas Fotográficas en Crevillent

Como ya les adelanté en una entrada reciente, el sábado 31 de octubre estuve de maratón fotográfico en la vecina población de Crevillent. Después del madrugón y de recoger a Lucía a las 7:10, nos encaminamos hacia Crevillent, donde habíamos quedado con Edu. El día amaneció soleado, pero con esa neblina sucia que ni es neblina ni es “na”, porque ni siquiera vale para adornar las fotos. Tras recoger las acreditaciones y comernos unos churritos que la organización había preparado para los participantes, pensamos iniciar la jornada en El Hondo, así que, con el sol aún bajo en el horizonte, nos encaminamos hacia allí. Vinieron también con nosotros Miriam, la mujer de Edu, y José Carlos, un amigo suyo con quien ya había coincidido en alguna quedada. Por el camino hicimos una parada fotográfica y pudimos comprobar que los mosquitos también habían madrugado y que no habían podido desayunar hasta nuestra llegada. Estuvimos a punto de volvernos, pues pensamos que, si en “las afueras” casi nos comen, dentro del paraje natural se iban a dar un festín con nosotros. Por suerte no fue así. Allí apenas encontramos ninguno y, los pocos que había, estaban entre las hierbas de las cunetas y se habían compinchado con unas llamativas mariposas tigre, de modo que, mientras algún incauto se agachaba para fotografiarlas en cualquier margen, los mosquitos aprovechaban para posarse grácilmente sobre sus orejas, cambiando un poquito de sangre por un muchito de picor. Después de un ratito allí (a pesar de todo, disfrutamos) nos volvimos a la civilización, en busca de las fotos urbanas y de retrato. He de decir que los habitantes de Crevillent tienen una paciencia infinita, pues soportar a 132 fotógrafos mareando en un mismo día, es algo de mucho mérito. Y no sólo se prestan gustosos a colaborar, sino que algunos hasta sugieren temas y motivos.


Estuvimos callejeando y mercadeando hasta eso de las 11, momento en el que, teniendo en cuenta la hora temprana a la que habíamos desayunado y la sangre que habíamos perdido, era de lo más natural que nuestros estómagos rugieran. Haciendo caso al equipo local, me pedí un Ciudad Deportiva, que no es otra cosa que un bocata de tortilla, con tomate frito y una longaniza que lo cruza de punta a punta. Estos bocadillos deberían servirlos enrollados con cinta aislante, pues son muy difíciles de coger y, cuando muerdes por un lado, el contenido se desparrama por el otro. Al final le coges el apaño y consigues dominar el medio metro de longaniza, pero cuesta un poco. De allí otra vez a callejear hasta la hora de comer. Lo hicimos en el mismo lugar donde habíamos fichado por la mañana, pues la organización había preparado un menú a base de cocas variadas (una de ellas también con longaniza), entremeses, ensalada murciana, tortilla... y de postre, tarrina de helado. Un 10 para ellos. Lo dije allí y lo vuelvo a repetir.


Por la tarde, Edu nos ofreció muy amablemente su casa para ver tranquilamente las fotos en su ordenador, pues en las pantallas de las cámaras no es lo mismo. Allí, Lucía, él y yo, elegimos aquellas con las que íbamos a participar, aportando cada uno su punto de vista, lo que suele resultar bastante útil. Valga el ejemplo de Lucía, que presentó una foto que no le terminaba de convencer, ante la insistencia de Edu y mía, y fue la única que consiguió meterse en la final, aunque no acabó premiada (tal vez si hubiese presentado otra, hubiese ganado algo, pero no se sabe). Cuando uno duda (y eso suele pasar), es bueno tener el consejo de dos amigos. Y nada, sin querer ya les he adelantado algo de los premios: que no obtuvimos ninguno. Bueno, José Carlos sí, un segundo de retrato con una foto que le hizo a su hijo en casa. Lucía y un servidor nos volvimos para Elche a eso de las 7, después de casi 12 horas de agotadora diversión. La verdad es que lo pasamos muy bien, pero acabamos rendidos. Ahora, a esperar al del año que viene. Si quieren ver las fotos con las que participamos, pueden hacerlo pulsando en este enlace. Les dejo con una que, si bien no participó, la hice porque me pareció de rabiosa actualidad. Ya me dirán...




domingo, 15 de noviembre de 2009

Biblioteca Digital Mundial

Una de las cosas buenas de Internet es la velocidad a la que circula la información. Hace unos días me llegó un interesante correo de la amiga Rocío. ¿Han oído hablar de la Biblioteca Digital Mundial? Supongo que sí, pero si no la conocen, háganlo ahora. Encontrarán, digitalizados con una buena calidad, documentos tales como mapas, códices, constituciones, libros, fotografías... en fin, auténticas joyas del patrimonio cultural del planeta. Y todo ello organizado por lugares, fechas, tema, tipo de artículo (libro, mapa, etc.) o institución de procedencia. Si en lugares escogen, por ejemplo, España, encontrarán entre otros el Diario del viaje de Magallanes o el libro titulado Naufragios de Alvar Núñez Cabeza de Vaca, y relación de la jornada, que hizo a la Florida con el adelantado Pánfilo de Narváez. Y no se pierdan todo lo que hay sobre Egipto, gracias a la activa colaboración de la Biblioteca Alejandrina de ese país. El amigo Pericles podrá, con toda seguridad, hacernos alguna sugerencia especialmente interesante. Todos los documentos (al menos los que yo he visto), se pueden visualizar en la propia web o bien descargarlos para estudiarlos más tranquilamente en otro momento. Si bien han sido digitalizados en su formato e idioma original (como es natural), cuentan con una ficha técnica con la descripción y otros detalles, traducida a 7 idiomas, entre ellos el castellano.

Aunque sus responsables han dicho que está pensada, principalmente, para investigadores, profesores y estudiantes, cualquier persona curiosa pasará muy buenos ratos buceando entre sus aproximadamente 1.200 documentos. Igual nos encontramos por sus pasillos. A disfrutar.

domingo, 8 de noviembre de 2009

De concursos y concursantes

Ya sé, ya sé, tengo esto muy abandonado, pero llevo unas semanas de mucha actividad fotográfica y el grupo de Flickr absorbe buena parte de mi tiempo libre. Hemos tenido, como ya les dije, Festival Medieval durante dos fines de semana consecutivos; también tuve tiempo de participar en las XII Jornadas fotográficas de Crevillent, una maratón de 12 horas, cámara en mano, en la que recorrimos la vecina población y su término municipal a la caza de las fotos merecedoras de premio. Ayer fue la elección de éstas y, de nuestro grupo, sólo José Carlos ha obtenido un segundo premio en el apartado de “retrato”. Los demás, res de res, aunque la amiga Lucía (sí, la de la foto de las tapas) pasó rozando otro premio. Ya les contaré con más detalle en otro post, con fotos incluidas. También tenemos fotos, Lucía y yo, en otro concurso, el de Matola, una pedanía ilicitana. Ahí sí que tengo poco que hacer, pues he visto algunas fotos muy buenas, entre ellas una suya que me gusta mucho. Todo se desvelará el próximo domingo en el Museo del Puçol, que ha sido inscrito recientemente en el Registro de Prácticas Excelentes de la UNESCO, un reconocimiento a su labor de preservación de costumbres y tradiciones del campo de Elche. Ya les haré también una crónica pormenorizada del evento, con sus correspondientes imágenes. Sigan atentos a sus monitores...

martes, 3 de noviembre de 2009

Concurso de fotografía “BIODIVERSIDAD”

Desde el pasado viernes, he estado recibiendo llamadas en el móvil desde un número desconocido, de bastantes cifras, de esos que, según las leyendas urbanas, si se te ocurre contestar te roban el alma, te transfieren todo el gasto telefónico de 100 abonados de Rusia y, si te descuidas, hasta te borran el disco duro del ordenador y con ellos, ¡horror de la muerte para much@s! todos tus contactos de Hotmail o Facebook. El caso es que todas ellas se convirtieron en llamadas perdidas, pues no las oí cuando entraban. Tampoco las devolví, por si en esas leyendas hubiese algo de verdad. Ya saben: más vale prevenir, etc. Volverán a llamar, pensé. Y lo hicieron. Al menos en dos o tres ocasiones más. Las mujeres lo saben todo, así que como tenía una a mano (la mía), le comenté el tema y me dijo que ese teléfono era, seguramente, del hospital, pues cuando tienen tantos números, son del hospital, seguro. En la oficina, una compañera me dijo lo mismo, así que, si una mujer no puede estar equivocada, con la opinión de dos hay una posibilidad de acertar del 99,9%

Y casi casi aciertan, porque no era del hospital, pero sí de un organismo oficial, en este caso del Institut Municipal de Cultura. Así que, al llamar hoy, me he enterado de que la foto que verán más abajo, titulada 2 patos y 4 patas (en realidad son cercetas comunes), ha ganado el tercer premio en el Concurs de fotografía “Biodiversitat”, convocado, con motivo del Año Darwin, por la Comisión creada para tal fin bajo la tutela, entre otras entidades, del citado Institut. Sobre este concurso y algo más, si recuerdan, ya les hablé aquí y también aquí.

Siempre va uno a por el primero, pero... ¡quecontentostoy!




jueves, 29 de octubre de 2009

Malos tiempos

Sin ánimo de descubrir América, les diré que corren tiempos difíciles. Y no hablo sólo de España. En la empresa donde trabajo tratamos habitualmente con clientes de todo el mundo, desde Chile hasta Australia, pasando por Japón, Chipre o Polonia, por citar algunos países. Todos coinciden en decir que allí la cosa está muy mal. Cuando les decimos que aquí está bastante fea, nos contestan que allí aún está peor, sean de donde sean, como si quisiesen apropiarse del título de “más jodidos del planeta”, económicamente hablando. Supongo que allí, como aquí, echarán la culpa al tonto del pueblo, sin asumir nadie su parte de yerro y sin advertir que, realmente, los tontos somos nosotros. El caso es que, en estos tiempos, es cuando florecen los “vivos” (que nooo, que no voy a hablar del caso Gurtel), unos por necesidad y otros por vicio, para vivir a costa de los que no lo son tanto.

En lo que llevamos de año, me he encontrado en los “limpia” del coche algunos folletitos como los que les incluyo más abajo, ofreciendo unos servicios de lo más curioso. En dos de ellos aparecen, si se fijan, dos profesores de distinto nombre pero con el mismo número de teléfono. El otro, mucho más conciso en el mensaje, promete, entre otras cosas “...detener divorcios y amarrar, para que venga sumiso, obediente y fiel...”. En fin, que ya dije en una ocasión que no estoy en contra de que la gente se busque la vida, pero, por favor, que no sea a costa de la desesperación y/o la ignorancia del prójimo (o prójima, más propensa a este tipo de “servicios”).

Pulsen sobre las imágenes para verlas en grande


sábado, 24 de octubre de 2009

Destápate 2009 - De tapas otra vez

Con el otoño llega también el 4º Concurso de tapas de Elche, DESTÁPATE. Desde el pasado lunes 19 de octubre, hasta el 5 de diciembre, diversos establecimientos locales ofrecerán tapas elaboradas especialmente para la ocasión, al precio de 1.50 euros (otra cosa es a qué precio cobrarán las bebidas, pues hasta el momento ha habido un poco de descontrol en eso). Lo mejor del tema es que se pueden votar, este año hasta el 23 de noviembre y, sobre todo, expresar lo que uno piensa, en el foro abierto para tal fin. Aunque ya se ha hecho un llamamiento desde la organización para se opine con corrección, será difícil que no se repitan los “piques” del año pasado. Sapos, tarugos y sarnachos hay y ha habido siempre, en todas partes además, pero parece que en el 2008 la cosecha fue muy buena, casi excelente me atrevería a decir. Volviendo al concurso, se han establecido tres premios para las mejores tapas, además de unos premios especiales a “la tapa más creativa”, otro “al mejor servicio”, un tercero denominado “de la prensa” y, por último, el premio “del público”. Hay para todos los gustos. Y me refiero a los premios, pues lo que son las tapas, para alguien alérgico al pescado como yo, la oferta es bastante escasa. Pero como, además, ya me conozco el tema, si decidimos salir de excursión tapera, iré preparado con el bolsillo lleno de quicos, por si acaso.

Fotografía de Lucía M. Lozoya (una amiga), de una de las tapas participantes

jueves, 22 de octubre de 2009

Festival Medieval 2009

Vuelve, un año más, el Festival Medieval de Elche, que ya va por su decimocuarta edición. Aunque el argumento sobre el que girarán las representaciones y actividades previstas será “Guerras, Viajes y Misterios”, el protagonismo del certamen recaerá en el Misteri, pues en el 2009 se celebran dos efemérides: 4º Centenario de El Acta de 1609, en la que el Ayuntamiento adquirió el compromiso de cuidar de que nunca dejara de representarse el drama asuncionista (Patrimonio de la Humanidad, por si alguien aún no lo sabía), y 3er centenario del Consueta de 1709 (el guión de la representación, que incluye la partitura). Aparte del acostumbrado mercadillo medieval, tendremos derviches, malabares japoneses, danza sufí y unas cuantas cosas más que podrán ver si pinchan aquí. Como plato final creo que hay un combinado de pirotecnia, danza y percusión que no pinta nada mal. Si les apetece, ya saben, nos vemos en Elche, del 23 de octubre al 1 de noviembre. Si no, tendrán que conformarse con lo que yo les cuente y fotografíe para ustedes. Intentaré hacerlo bien...

lunes, 19 de octubre de 2009

Que soy tío abuelo, collons!!!

Y se me había olvidado decírselo. Che, qué cabeza tengo... Pues eso, que hace unas semanitas, mi sobrina mayor, Reyes, trajo al mundo a Claudia, una chiquilla rebonica y resalá, como decimos por aquí, con lo que tenemos una chica más en la familia (son el sexo dominante en la nuestra) y un cumpleaños más que celebrar en septiembre. Si es que ya lo dije, Navidad, Navidad...

El nuevo fichaje con su flamante abuela (la baba no se ve porque está de perfil)

sábado, 17 de octubre de 2009

Calendario 2009 - Octubre

En la hoja del mes de octubre no podía faltar, cómo no, una foto del Festival Medieval. En este caso de los Sbandieratori cittá di Firenze que recorrieron nuestras calles en la edición del 2008. Sobre el de este año, que comenzará el próximo fin de semana, pensaba haberles hablado ya, pero hasta hoy no han publicado el programa completo en la web oficial, así que en un par de días les pongo al corriente. A disfrutar.

lunes, 12 de octubre de 2009

A vueltas con el mirador

¿Recuerdan que no hace mucho les hablé aquí de la famosa noria-mirador? No sé si nuestro alcalde ha recapacitado y ya se está arrepintiendo de la decisión tomada, tal vez demasiado precipitadamente, o bien alguna persona o personas sensatas de su entorno le han hecho ver que posiblemente no se haya escogido la mejor opción*. De una manera o de otra, el caso es que el Ayuntamiento ha decidido enviar una consulta a la UNESCO para pedir su beneplácito al proyecto (no olvidemos que el palmeral es Patrimonio de la Humanidad), pues estaría bueno que, una vez construido el engendro, nos retirasen tal honor, orgullo de los ilicitanos. Eso sí que no se lo perdonaría nadie a D. Alejandro y, por extensión, al PSOE.

Si siguen este blog, sabrán también que este verano estuve en Francia. En Nantes subí a la principal atracción de la ciudad: el gran elefante mecánico. De hecho, fui allí exclusivamente por él. Mientras hacía fotos desde lo alto de su lomo y contemplaba el paisaje, se me ocurrió lo bien que se adaptaría un “mirador” así al palmeral: móvil, de fácil mantenimiento y cómodamente amortizable. Allí cada viaje cuesta 6 euros por persona, y les puedo decir que no para. Ya me estaba emocionando imaginándolo dentro del Parque municipal, cargadito de turistas (y nativos, seguro), poniendo a su alcance los dátiles de las palmeras más bajas y divirtiendo por igual a grandes y chicos. En fin, seguiremos soñando...

Al margen del gran elefante, se está construyendo un mirador, llamado El árbol de las garzas. Un gran armazón de acero, provisto de pasillos recubiertos de vegetación, desde cuyas ramas se podrá vislumbrar una bonita vista de Nantes y de La Isla donde estará ubicado. Un proyecto original que nada tiene que ver con las tan manidas norias (por cierto, allí también hay una). Pero claro, en la ciudad natal de Julio Verne, si hay algo que debe sobrar es, precisamente, imaginación.

Dibujo del proyecto del mirador expuesto en Les Machines de L'Ile

* Cuando escribí esto, hace unos días, aún no se había publicado en los medios de comunicación que, desde la Generalitat Valenciana, se han negado rotundamente a la construcción de la noria en el lugar donde está previsto. El alcalde, a su vez, contestó que la cosa se hará ahí pese a quien pese. No olvidemos que la Generalitat forma parte, desde 1986, del Patronato del Palmeral, pues en ese mismo año se aprobó en las Cortes Valencianas la Ley de Tutela del Palmeral, así que supongo que algo tendrá que decir. Ignoro cómo irá lo de la UNESCO, pero, a nivel regional, el debate está servido.

miércoles, 7 de octubre de 2009

¿Qué ando leyendo? (continuación)

Dejábamos la primera parte, hablando de la interpretación de Harry Flashman de la legendaria batalla del General Custer al frente del 7º de caballería de Michigan, que tantas veces hemos visto en la pantalla, grande o pequeña, con versiones para todos los gustos.

Siguiendo con los hechos históricos, de la serie Historia Universal Asimov, pasó por mis manos La formación de Francia, por eso de documentarme un poco antes del viaje. El librito abarca desde la elección de Hugo Capeto como Rey tras la muerte de Luis V, el último carolingio, allá por el año 987, hasta el 1453, año que supuso el fin de la Guerra de los Cien Años con la derrota de los ingleses en Castillon, y también el fin del imperio bizantino tras la caída de Constantinopla. Recomendable, como todos los de Asimov.

Y si les parece que todo han sido “bombones”, también he tenido la ocasión de leer, en un préstamo del amigo Vicen, Las guerras del Peloponeso, de Tucídides, un “tocho” de tropecientas páginas que, aunque en ocasiones se puede hacer repetitivo y cansino, en general se lee bastante bien. En él nos narra las luchas entre Atenas y sus aliados contra Esparta y los suyos, con todas las miserias, crueldades, traiciones e intereses particulares que suele haber en todo conflicto bélico que se precie. Leyendo esto, ve uno que no hay nada nuevo bajo el sol. El libro se ve repentinamente interrumpido, a falta de 7 años para el final de la guerra, por la muerte del autor, aunque hay una segunda parte, que próximamente leeré, escrita por Jenofonte, si no recuerdo mal.

Y ya para terminar, les hablaré sobre el último libro que ha pasado por mi mesita de noche: El color de la magia, de Terry Pratchett, primero de la serie que sobre Mundodisco escribió el autor, y que me habían recomendado con mucho interés. ¿Qué quieren que les diga? Ha sido, en mi opinión, lo más flojo del verano. Y no es que no sea entretenido, es que me ha parecido una ida de olla, más apto para adolescentes aburridos, sin ánimo de ser cruel. Queda muy lejos de aquello que me dijeron cuando me lo recomendaron: una especie de El Señor de los Anillos protagonizado por los Monty Python. Dejando de lado tamaña irreverencia, la verdad es que, de lejos, me ha recordado por momentos un cómic de Moebius titulado El garaje hermético, que se publicó en España por capítulos en la revista TOTEM, allá por los 80. ¿Se habrá inspirado ahí? ¡Quién sabe! No quiero quitarle ningún mérito al autor, y mucho menos teniendo en cuenta que es el 2º más vendido en el Reino Unido, por detrás de J.K. Rowling, que se dice pronto, pero no me gusta, ¿qué quieren que le haga? Tal vez no esté preparado aún para estas cosas...

domingo, 4 de octubre de 2009

Estadísticas

No sé si se habrán dado cuenta que, desde hace unos días, debajo de cada entrada aparecen unos cuadritos en los que pueden pinchar para indicar si el contenido les ha parecido divertido, interesante o aburrido. Ya sé que este blog lo siguen muy pocas personas, pero a veces me sorprendo, mirando las estadísticas, viendo el origen de las visitas. Últimamente, por cierto, ha habido una afluencia desde los Estados Unidos fuera de lo común. No sé cuál habrá sido la palabra clave que habrá despertado ese repentino interés, pero sea como fuere, bienvenidos a todos (por número de visitas): españoles, franceses, mexicanos, argentinos, chilenos, estadounidenses, colombianos, peruanos, venezolanos, ecuatorianos, eslovenos, uruguayos, irlandeses, holandeses, bolivianos, costarricenses, guatemaltecos, salvadoreños, británicos, alemanes, brasileños, italianos, dominicanos, ¡chinos! y nicaragüenses que, a propósito o despistados, han pasado por estas páginas. Y ya que estamos, si no les cuesta mucho, no les voy a pedir que dejen algún comentario, pues sería mucho atrevimiento por mi parte, pero sí que, al menos, pulsen en las estadísticas para saber qué les interesa más, si es que hubiese algo.


Gracias por la(s) visita(s) y vuelvan cuando quieran.

jueves, 1 de octubre de 2009

¿Qué ando leyendo?

No les hablo sobre este tema desde hace más de dos meses, así que vamos a recuperar el tiempo perdido, pues, además, hay novedades.

Poco antes de mis vacaciones, en una de las librerías locales (como no quiero hacer publicidad, no les diré que fue en Séneca), me regalaron un librito de promoción de la Editorial Anagrama, titulado El mejor humor inglés, con una pequeña muestra de la obra de los autores que, bajo esa etiqueta, forman parte del catálogo de esa editorial: P.G. Wodehouse, Evelyn Waug, Tom Sharpe, Nick Hornby... Ha sido una gratísima sorpresa para mí el descubrimiento de la divertida pareja formada por Bertie Wooster y su mayordomo, Jeeves, salidos de la pluma de Wodehouse. Son obras cortas, publicadas por Anagrama en libritos de apenas 200 páginas que son, en mi opinión, la mejor receta para espantar el mal humor y esa tensión que a veces traemos a casa pegados desde el trabajo. Las dos que en estas últimas semanas he podido leer: El inimitable Jeeves y Jeeves y el espíritu feudal, me han enganchado de tal manera que ya ando buscando más títulos por ahí.

Otra de las obras que aparecen en el compendio, Wilt, de Tom Sharpe, la leí poco antes de irnos de viaje. Muy buenos los interrogatorios de la policía al protagonista y las respuestas de éste, pero el libro, que me gustó (mientras lo leía tenía la impresión de estar viendo una película de Woody Allen), no me ha dejado ese mono de leer sus secuelas –aunque probablemente lo haga- que me provocaron Wodehouse o, antes, MacDonald Fraser. Y ya que estamos, de este último he leído también este verano, durante el viaje, Flashman y los pieles rojas, donde el protagonista nos narra con todo detalle sus encuentros con Custer y lo acontecido en Little Big Horn. Como en otras novelas suyas que he leído hasta ahora, MacDonald nos da, de la mano de su criatura, una visión particular, como siempre muy amena y bien documentada, de este hecho histórico.

Y como se está haciendo esto más largo de lo que pensaba, si les parece, dejo para una segunda parte el resto de mis últimas lecturas.

lunes, 28 de septiembre de 2009

La comisión Darwin

¿Recuerdan que no hace mucho les hablé aquí de que, con motivo del año Darwin, se había creado en Elche una comisión con ese nombre? También les comenté que había leído que se iban a organizar conferencias, exposiciones y concursos relacionados con la efeméride. Pues bien, me he enterado tarde pero voy a ver si puedo llegar a participar en el de fotografía, pues el plazo acaba el miércoles 30 de septiembre (pasado mañana). El concurso se convoca con tres categorías: A) para estudiantes de la ESO, B) para los de BAT y Ciclos Formativos y C) para el público en general, siempre y cuando resida en Elche o en la Comarca del Baix Vinalopó. Para cada categoría se establecen tres premios dotados con cheque regalo por valor de 300, 200 y 100 euros respectivamente, más 10 accésits con diploma. Lo que me tiene un poco mosca es lo del “cheque regalo”, pues no es lo mismo que le den a uno 300 mortadelos para emplearlos en lo que guste, que tener que gastarlos obligatoriamente en Solarium El melanoma alegre, por ejemplo. Las bases no aclaran nada de esto, así que habrá que esperar a ver. Me toque o no, ya les contaré.