viernes, 27 de febrero de 2009

¡Nos vamos a Fotogenio!

Pues sí, señores, este fin de semana nos vamos a Fotogenio. El amigo Dani y yo (y nuestras respectivas), nos vamos a Mazarrón a participar en “el mayor encuentro de fotografía de España”, y allí nos uniremos a otros miembros del grupo de Flickr. Desde hoy viernes hasta el domingo, habrá ponencias, “clases magistrales”, actividades, talleres..., todo ello en el recinto que el Ayuntamiento de Mazarrón montará en la playa de Bolnuevo. Ya les contaré a la vuelta. ¡Buen fin de semana!

jueves, 26 de febrero de 2009

Calendario 2009 – Febrero

La instantánea de este mes está tomada en la Alhambra de Granada, en la visita que hicimos en mayo del año pasado a la bonita capital andaluza con la excusa del conciertazo de Roger Waters. Si en el cuadrito “buscar” que hay más arriba teclean las palabras “Alhambra” o “Granada”, les saldrán todas las entradas que escribí en su día al respecto (esto les vale también para cualquier otra cosa que quieran buscar dentro del bloc). En la imagen podrán ver una pequeña muestra de la obra desarrollada por los artistas árabes en la famosa fortaleza mora. Ésta, concretamente, es el detalle de una de las paredes del interior de los Palacios Nazaríes. Buen trabajo, ¿no les parece?



sábado, 21 de febrero de 2009

Salvadorín

Hace tiempo que no les hablo de mi barrio. La memoria tiene un límite y, sobre todo, muchos recovecos donde los recuerdos permanecen dormidos esperando a que una visión, un aroma o una palabra los despierte. Hace unas semanas, almorzando en la cafetería donde suelo hacerlo todos los días, cuando me disponía a levantarme para pagar, alguien de la mesa vecina me pidió el periódico que acababa de leer. Al dárselo, me preguntó de repente: -¿Tú eres José Luis, verdad? Conozco a mucha gente, a tanta que a veces devuelvo saludos sin saber realmente a quién lo he hecho y de qué nos conocemos, pero la cara de este hombre no me sonaba de nada. -¿No te acuerdas de mí?, prosiguió. –Soy Salvador, de la Plaza Polo, ¿de verdad que no te acuerdas? ¡Jolín, Salvadorín! Pero, claro, han pasado casi 40 años desde que jugábamos al fútbol en “la replaceta Polo”, como nosotros la llamábamos, delante de su casa, de dos plantas. En la baja, su padre, que era patronista, tenía el taller. A veces jugábamos con los retales biselados de cartón sobrante, buscando similitudes que sólo existían en nuestra imaginación con objetos reales. ¡Mira, esto es un puñal!, ¡pues esto una cuchilla de esas que tiran los chinos! (los ninja aún no habían llegado a la televisión, así que los más malos eran Fu-Man-Chú y sus secuaces). Pero la anécdota que tengo grabada en el recuerdo, relacionada con Salvadorín, fue una en la que aparecen dardos. Unos dardos de plástico malo, de colorines (rosa, rojo, verde...) cuya punta era un chinche o un clavo pequeño, de fácil repuesto, y que vendían en “ca los gordos” o en la cacahuetería de la calle Mayor*. Los juegos en la calle iban por modas, nunca supe quién determinaba cuándo era temporada de canicas, o cuándo de trompas, de chapas o de dardos, pero la cosa iba por oleadas. Cuando sucedió lo que les voy a contar, los dardos estaban en pleno apogeo. Justo delante de la casa de Salvadorín, había una gran puerta de madera de unos bajos “que no eran de nadie”. Eso, para nosotros quería decir que no vivía nadie allí que nos pudiese regañar, así que con un trozo de yeso arrancado de cualquier pared, pintábamos una rudimentaria diana en el portón y nos dedicábamos a practicar en ella nuestra puntería. Al principio nos autorregulábamos: se tiraba por turnos y hasta que no hubiese acabado el último, no se iba a recoger los dardos. Este orden duraba bien poco, pues conforme se iba caldeando el ambiente, algunos se desesperaban y no podían esperar tanto tiempo para volver a probar suerte, así que no era raro ver a alguien ir agachado hacia la diana bajo una lluvia de dardos. En una de estas idas y venidas, Salvadorín salió pitando para su casa, con una flecha roja clavada en la cabeza, mientras los demás quedábamos preocupados por las consecuencias que aquello podía tener para nuestras orejas y nos aguantábamos la risa recordando la –para nosotros- chocante escena. No recuerdo bien cómo acabó la cosa, pero creo que ese año la temporada de trompas vino adelantada. Mientras me despedía de él en la cafetería, no pude evitar echar una mirada de reojo a la calva que ahora luce, buscando la herida de guerra.


Fotografía gentileza de Akela, de El kiosko de Akela, cuya visita les recomiendo


* La carretera la llamábamos nosotros, por ser el lugar con más tráfico rodado del barrio. Estaba rotulada como Calle Ramón Jaén, aunque todo el mundo se refería a ella como la calle mayor (o carrer major), nombre que volvió a ser oficial con el regreso de la democracia, llamándose desde entonces Major del Pla, para no confundirla con Major de la Vila.

martes, 17 de febrero de 2009

Novedades en Flickr

Hace poco más de un mes les hablé aquí sobre el grupo Elche/Elx (Spain) en Flickr y les comentaba que andaba cerca del centenar de miembros, cifra que esperaba que se alcanzase antes de la primavera, como así ha sido, pues a día de hoy somos 115 los inscritos. También les hablé de actividades que vendrían, meros proyectos algunas de ellas, que rápidamente se han convertido en realidad, como el de hacer una salida mensual a lugares cercanos (el Pinet, el Clot de Galvany, la Sierra de Crevillente, etc.) para pasar un rato agradable charlando sobre nuestra afición y haciendo fotografías. El domingo 8 de febrero hicimos la primera al Pinet, con los resultados que podrán ver en este enlace. Pongo aquí, para los más gandules, algunas de las que he subido al grupo.


La próxima salida será el 8 de marzo al Clot de Galvany, ¿se vienen?

viernes, 13 de febrero de 2009

Felicidades Mundo, Darwin nació


El diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, define la palabra CIENCIA, en su primera acepción, como “conjunto de conocimientos obtenidos mediante la observación y el razonamiento, sistemáticamente estructurados y de los que se deducen principios y leyes generales”. Y a “quien tiene que ver con las exigencias de precisión y objetividad propias de la metodología de las ciencias”, lo llama científico. Ha habido muchas personas en la historia de la humanidad que han aplicado este método para obtener conocimiento con rigor y meticulosidad, pero Charles Darwin, nacido hace 200 años (ayer se celebró el bicentenario de su nacimiento), posiblemente haya sido uno de los más revolucionarios y controvertidos, pues, al publicar El origen de las especies en 1859, sentó los cimientos de la biología moderna y abrió un debate en la sociedad de la época que sobrepasó los límites académicos. Curiosamente, 150 años después, esa polémica, lejos de haberse diluido en el baúl de los recuerdos, sigue viva gracias a la tozudez de grupos defensores del creacionismo, que siguen luchando contra corriente defendiendo posturas totalmente rebatidas y propias de épocas más oscuras.


En todo el mundo se celebrarán diversos actos para conmemorar la efeméride, sobre todo en su pueblo natal, Shrewsbury, donde hay previstas diversas actividades a lo largo de todo el 2009. E incluso leí ayer en el diario Información, que en nuestra ciudad se ha creado una Comisión organizadora de actividades para el “Año Darwin”. Esta comisión la componen la concejala de cultura, Ángels Candela, la coordinadora de los museos ilicitanos, Anna Álvarez, y representantes de 5 institutos locales. Está previsto celebrar exposiciones y conferencias, e incluso se plantearán concursos de fotografía.


A ver si me entero de algo y se lo cuento, porque estas cosas suelen pasar bastante desapercibidas...

sábado, 7 de febrero de 2009

Allo-Allo

Como ya les dije hace poco, casi todas las noches, mientras cenamos, nos ponemos un capítulo de alguna serie “de las de antes”, como El Superagente 86, o de “un poco menos antes”, como Los Roper o Alló-Alló. Mientras que las dos primeras son bastante conocidas en general, al menos entre gente de cierta edad, la segunda pasó, al parecer, bastante desapercibida, pues cuando lo he comentado por ahí, algunos se me quedan mirando con cara de póquer. La serie, propiedad de la BBC inglesa, fue emitida en Gran Bretaña entre 1982 y 1992, pero en España no se pudo ver hasta 1986, donde llegó de mano de las autonómicas. Aunque no lo recuerdo muy bien, creo que en casa la descubrimos a través de uno de los canales del Canal Satélite Digital (puede que fuese Cartoon Network, que por el día tenía programación infantil y por la noche emitía series de este tipo), donde la veíamos en versión original con subtítulos en castellano, opción que les recomiendo si quieren sacarle todo el partido. Está ambientada en la 2ª Guerra mundial, en la Francia ocupada. La trama se desarrolla en Nouvion, en un pequeño café regentado por René, un francés maduro y poco agraciado que tiene un extraño irresistible y extraño atractivo para las mujeres. El local es frecuentado por ocupantes y ocupados y se mantiene gracias a los suministros que le proporcionan algunos mandos alemanes a cambio de los favores de sus camareras. Aparte de las dificultades propias de mantener ocultos a su mujer sus devaneos con sus empleadas, la cosa se va complicando cuando sus mejores clientes -el coronel de la guarnición alemana y su asistente- le proponen que les guarde el cuadro de “La Virgen caída (de los grandes pechos)” de Van Clomp hasta que acabe la guerra, pues piensan obtener con él su jubilación. Pero Hitler se entera de que el castillo de Nouvion tiene esta obra y algunas cosillas más de gran valor y decide que deben ser enviadas a Berlín, para lo que despacha con esa misión a un oficial de las SS, Herr Flick, ahijado de Himler. En fin, comedia de enredo típica de la BBC, con grandes dosis de humor y de mala leche, en la que se critica por igual a británicos, alemanes, franceses y hasta italianos, que llegan de rebote a colaborar en la ocupación. Y no les cuento más porque creo que deben verla. Si lo hacen, ya me contarán, ya...