martes, 17 de marzo de 2009

Experimentos callejeros

Creo que ya les he contado que, en las noches de verano de mi niñez, después de cenar bajábamos a la calle a seguir jugando. En mi barrio la gente salía a tomar el fresco a la puerta, o bien dejaba ésta abierta de par en par para que entrase la escasa brisa que, despistada, llegase hasta aquellas estrechas y polvorientas calles. Como no bajábamos todos y no era cuestión de estar corriendo ni armando escándalo, a veces nos dedicábamos a coger grillos, para, cuando no nos veían, echarlos por las ventanas abiertas de las casas y alegrar la noche a los vecinos. En otras ocasiones, íbamos mirando por los cubos de la basura, aunque sin profundizar mucho, en busca de tesoros. La basura no se sacaba en bolsas como ahora, sino en cubos donde se iban echando todos los desperdicios, es decir, lo que no se pudiese aprovechar, pues dada la situación económica de la mayoría, se sacaba a todo el máximo rendimiento posible. Así, una noche encontramos los restos de alguna caja de medicamentos (una botella de jarabe con un culín de producto, unas cápsulas, un frasco de gotas...) Queriendo emular a Jerry Lewis en “El profesor chiflado” o a algún otro científico loco de los que salían en las películas, nos pusimos a mezclar ingredientes y descubrimos que al echar el contenido de una de las cápsulas en el jarabe, éste reaccionaba espumeando, pero la actividad cesaba si añadíamos unas gotas del pequeño frasco. Así estuvimos durante un buen rato, intentando convencer a José el de Sansano (quien, en contra de su costumbre, se nos había unido esa noche), de las virtudes y poderes que otorgaría el mejunje a aquél que lo tomase, cuando el grito de la madre de uno de nosotros nos acabó de decidir a cambiar de actividad: --¡Che, pero...! ¿Qué hacéis, escarbando en la basura? Si me saco la espardeña y voy p’allá os arreglo...

3 comentarios:

Carlitos dijo...

Cómo es eso de que en Eltxe se usa el "Che..."? O la madre de tu amigo era/es argentina? :-)

Pejiguera dijo...

Che, Carlitos, ¡qué alegría! Te tengo últimamente muy abandonado, pero tengo tantas cosas abandonadas que ya no sé hacia dónde tirar... :-)

Lo del "che" es exclamación autóctona, se utiliza en toda la Comunidad Valenciana y yo la empleo cada dos por tres. Si alguna vez tenemos la suerte de coincidir (aquí o allí), verás que la uso más que tú.

Ignoro si el "che" argentino está influenciado por éste o viceversa (o no tiene nada que ver), pero más de un paisano tuyo, residente en la zona, me ha contado que cuando llegó aquí pensó que sus compañeros de trabajo se estaban riendo de él.

Bueno, muchacho, me alegro mucho de saludarte. Te haré una visita pronto, lo prometo.

Un abrazo desde España.
Ah, y enhorabuena por el nuevo trabajo.

Carlitos dijo...

Epa, no sabía que era una exclamación valenciana! Le preguntaré a mi amiga Eva cuando la vea (valenciana casada con un esloveno).

Y al menos en cuanto al "che" argentino, éste proviene la voz guaraní "che", que significa literalmente "amigo". El idioma guaraní se habla primeramente en Paraguay, y en las zonas directamente aledañas.

Abrazo, y no se preocupe si me tiene abandonado. Lo importante es la intención :-)