viernes, 10 de abril de 2009

El Sol tranquilo

Con motivo del Año internacional de la Astronomía, tenía pensado, entre otras cosas, ir poniéndoles algunas de las fotos que, relacionadas con el tema, he ido tomando a lo largo de los años. Una de las escogidas, está protagonizada por el cometa Hale-Bopp, que nos visitó hace ya algunos años y que, con sus dos colas, tal vez haya sido el más fotografiado de la historia. El amigo Pericles me pedía hace unos días, un par de entradas más abajo, que la pusiera, pero lamentablemente tengo el escáner “de baja” y no puedo digitalizar nada, al menos de momento.

Otra de las cosas que quería mostrarles, es alguna foto de la actividad de nuestra estrella más cercana, a la que llamamos familiarmente “el Sol”. Nuestro astro rey pasa por ciclos de actividad de 11 años, con sus máximos y sus mínimos. En el máximo, es fácil observar grandes grupos de “manchas” que evolucionan por su superficie, cuya frecuencia y extensión van descendiendo conforme se acerca el mínimo. Ahora nos encontramos en un período de nula actividad. Llevo observando el Sol desde principio de año, prácticamente todos los fines de semana –excepto cuando está nublado- y no he podido ver aún ni una sola manchita. Y es algo extraño, pues he vivido otros mínimos y no han sido tan rácanos como éste. Hace más de un año que pasamos el meridiano, es decir, que comenzó el nuevo ciclo y se supone que vamos hacia arriba. El caso es que, el otro día, en el portal de Orange me encontré con este titular: “El Sol se muestra extrañamente inactivo en 2009”, en el que se confirma lo que les he dicho. Échenle un vistazo y vean.

Es viernes santo y ha estado lloviendo un buen rato, pero acabando de escribir esto, se ha abierto un hueco entre las nubes y he podido echarle una miradita mientras se ponía. Sigue “pelado”, así que seguiremos esperando.

No hay comentarios: