martes, 12 de mayo de 2009

Las próximas vacaciones

Muy a mi pesar, me perderé también el eclipse total de Sol de este año. Salvo sorpresa del tipo herencia millonaria del tío de América –que no creo- o premio de la lotería –que tampoco, pero al menos compro-, el próximo 22 de julio no estaré en China o en La India, como sería mi deseo, sino trabajando, lo que, tal como está la situación, no crean que es cosa para tomarla a risa. Esperaremos, como siempre, a que lleguen las vacaciones de verano. Nuestros habituales compañeros de fatigas –y viajes- han contraído el síndrome de “Willy Fogg” (puente que veo, viaje que me arreo) y no han parado desde el pasado mes de septiembre hasta hoy. Ya nos han dicho que en Agosto no se ven con ánimo viajero, así que muy probablemente hagamos una visita a nuestros vecinos del norte, algo que teníamos pendiente desde hace algún tiempo y que, por eso de la cercanía, íbamos posponiendo. Aunque aún no hemos profundizado mucho en el tema, la idea sería hacer un tour como el de Asterix en La vuelta a la Galia, o quizás algo menos. Tengo unas cuentas que ajustar con un elefante y unas marionetas gigantes en Nantes, patria chica de Julio Verne. El Mont St. Michel no anda muy lejos de allí, además de algunos castillos que tampoco me importaría fotografiar. Dos o tres días en París tampoco estarían mal y ya, a la vuelta, La Provenza, con Avignon y el Mont Ventoux, donde seguramente daremos una alegría a alguien que lleva recomendándomelo algunos años. Y eso es todo. En cuanto nos decidamos, nos pondremos manos a la obra a ver si ponemos en marcha el proyecto. Yo soy de los que disfrutan casi tanto preparando como viajando. Veremos qué sale...

Ah, y se admiten sugerencias.

No hay comentarios: