lunes, 15 de junio de 2009

Concurso movido


Hace poco participé con la foto de arriba en el concurso de Semana santa ilicitana convocado por PubliAntón, una de las empresas con más solera -si no la que más- del mundillo publicitario local. Los que me conocen, saben de sobra que no soy muy amante de lo religioso y mucho menos de sus manifestaciones callejeras, aunque sí lo soy del interés antropológico y plástico que trasciende en muchas de ellas. Hay dos procesiones tradicionales en este pueblo que son especialmente llamativas: una es la del domingo de ramos, con miles de palmas blancas y obras de artesanía hechas con las hojas de éstas que rozan lo imposible; la otra es la del de resurrección, más conocido aquí como el de las aleluyas, donde los vecinos se apostan en los balcones a lo largo del recorrido tirando estampillas multicolores al paso de las imágenes del cristo resucitado y de la patrona de Elche, la Virgen de la Asunción (la protagonista de mi foto).


El caso es que el pasado día 6 se exponían las 20 seleccionadas (de un total de casi 200 imágenes de altísima calidad, según el organizador) en el Palacio de Congresos de Elche. Primer fallo, en mi opinión, pues contando con tanta calidad en las obras recibidas, lo lógico sería que se mostrasen todas, haciendo la exposición más llamativa y atractiva al público, poniendo aparte, eso sí, las premiadas. Ello habría permitido a los asistentes comprobar el buen nivel fotográfico que hay en su pueblo y, de paso, patentizar el buen criterio del jurado en la elección de las obras seleccionadas. Problema de espacio no había, pues desde la entrada hasta el rincón donde colocaron la mini-exposición, había unas cuantas decenas de metros cuadrados vacíos, delimitados por unos paneles inmaculadamente blancos, lamentablemente desaprovechados.


Dejaré de lado mi opinión sobre la calidad de las fotos premiadas, pues podría parecer despecho, pero les diré que las decisiones del jurado han provocado una gran polémica entre muchos de los concursantes y entre otros aficionados que, sin haberlo hecho en esta ocasión, suelen participar activamente en foros fotográficos y en otros concursos y saben de qué hablan cuando critican una imagen. Independientemente de los gustos de cada uno, hay unos criterios de calidad, composición, técnica, etc. que distinguen una buena fotografía de una mediocre. Pero no me extenderé más, si quieren comprobar “in situ” el debate que se ha originado, podrán hacerlo en los siguientes enlaces:


NTN – el blog corporativo de PubliAntón, patrocinador del concurso

El hilo que sobre la exposición se abrió en el grupo Elche/Elx de Flickr


Ya me dirán qué les parece. Por cierto, ¿les gusta mi foto? (sean sinceros, por favor)


2 comentarios:

Pericles dijo...

Hombre Peji, tu foto teniendo en cuenta su temática, el objeto a destacar (una Barbie gigante recién salida de la peluquería), y la arrebatadora presencia del edificio que enmarca a la sacra figura, ofreciendo su arista viva al objetivo... me parece que está muy bien. El recurso de combinar blanco y negro más color me parece muy acertado(aunque yo hubiera cambiado los papeles por tomates); tampoco te habrían premiado,pero quedaría como más "impactante".
Por otra parte, más allá del contenido artístico tiene un poso periodístico, es decir, refleja muy bien la idea de procesión urbana con unos elementos característicos, en este caso los apuntes que lanzan los estudiantes desde las terrazas.
Bueno tu sabes que de fotografía no se mucho, así que ya sabes que no te puedes tomar mis apreciaciones muy en serio. Solo he podido ver una de las fotos premiadas, un contrapicado de la Vírgen que no me dice nada. Si son todas en esa línea, que supongo que no, las críticas serían de lo más lógico.

Pejiguera dijo...

Pericles, he esperado a contestarte a ver si alguien más se animaba a decir algo, pero visto el éxito...

Pero bueno, a lo que vamos. La foto premiada era de lo mejorcito que había allí. De hecho, sólo vi tres o cuatro fotos que, en mi opinión, que tampoco es infalible, pudiesen ser merecedoras de premio. Las restantes, las podía haber hecho perfectamente cualquiera de los espectadores que estas cosas tienen, con una compacta normalita. Y no lo digo por desmerecer a las compactas, sino por la pésima calidad de la mayoría de revelados. Una de las imágenes, por ejemplo, estaba hecha con una impresora láser. Otras, tenían tanto "grano", que ni en las paellas que hacen en el Carrefour para dos mil personas se podría encontrar tanto...

En fin, que me consoló un poco el no haber sido el único en pensar que ahí pudo haber algo raro.

Gracias por tu opinión, amigo.