sábado, 19 de diciembre de 2009

Tercer aniversario

¿Saben que el pasado jueves hizo tres años que estoy aquí dándoles la lata? Parece que fue ayer, pero desde entonces han pasado muchas cosas, unas agradables y otras no tanto. Aquí les he ido desgranando, como las magdalenas de Proust, detalles de mi niñez en ese Elche de finales de los 60, las novedades del devenir cultural de esta ciudad, o les he mantenido al corriente sobre mis lecturas, o sobre mis viajes y/o los de mis amigos. Saben por estas páginas de mis aficiones, de mis alegrías y de mis preocupaciones, o al menos de buena parte de ellas. El problema es que, con el tiempo, se acaban las ideas y se agotan los temas sobre los que escribir. Más de una vez se me ha pasado por la cabeza acabar esta aventura, si es que se la puede llamar así, pero me ha faltado valor. De todos modos, el poder de convocatoria de estas páginas es tan escaso, que apenas lo iban a notar algunos familiares y amigos, quienes muy probablemente lo visiten por saber de mí –los primeros- y por compromiso –los segundos-. Lo que sí habrán notado, es que la frecuencia de actualización ha bajado este año con respecto a los anteriores. Aunque he procurado que la media no bajara mucho, acabaré este año con ochenta y pocas entradas, mientras que la media de los dos anteriores ha estado muy cerca de las cien. No es mucho, pero es verdad que he pasado por momentos de auténtica sequía, en los que no sabía qué poner. De todos modos, hemos llegado hasta aquí y me alegro de poder celebrar con ustedes este tercer aniversario.

Gracias por venir.

2 comentarios:

Pericles dijo...

A ver cabezón. Como es eso de que tus amigos visitan el blog por compromiso?. Serán otros amigos, que quizás te tienen un poco visto. Yo entro en esta página para saber de tí y de tus experiencias, y probablemente más de lo que tú te crees. Lo que pasa, es que como a tí, también muchas veces me encuentro falto de ideas para dejar algún comentario.
Me parece a mí que estás un poco de bajón. Seran las vanidades, digo las navidades.
Por cierto, has abierto el correo ultimamente?
Abrazoides

Pejiguera dijo...

Debe ser algo de eso que dices, amigo Pericles. Tendré que comerme otro "mantecao" por si fuese un bajón de asuuuúcar, como diría Doña Celia.

La verdad es que no empecé esto con ánimo de batir récords de audiencia ni de recibir 50 comentarios al día, pero qué quieres que te diga, alguno de vez en cuando no viene mal.

Y lo de las ideas es cierto. Espero que sea algo temporal...

Un abrazote.

Ah, y sí que he abierto el correo, pero no he tenido tiempo de contestarlo aún. A pesar de estar de vacaciones, voy de culo. A ver si voy buscando huecos de tranquilidad.