domingo, 4 de abril de 2010

Los Palomera

Tengo un muy buen amigo cuyo segundo apellido es Palomera. Como verán, no es uno de los  más comunes. Su abuela materna (su abuelo murió cuando él tenía 6 años y apenas tuvo tiempo de tratarle) siempre le decía que era un apellido muy escaso, originario de Lorca (Murcia) –lo cual dudo- y que todos los que lo llevasen serían familiares, en mayor o menor grado de parentesco. Aunque no pongo en duda que haya algo de verdad en ello, mi amigo se puso hace unos años –cuando Internet empezaba a ser algo normal en nuestras vidas- a investigar y le salieron Palomeras por todas partes. En México, en Estados Unidos (de origen mejicano, supongo) y hasta en Filipinas encontró infinidad de personas apellidadas así. Bueno, en este último país, sólo una, pero muy curiosa: Jaime Palomera, un negrito muy cachondo (no se extrañen del nombre castellano: Filipinas fue antaño colonia española). Como Lorca fue en tiempos una importante plaza militar, desde la que supongo partirían expediciones más allá de nuestras fronteras, llegó a la conclusión de que, posiblemente, su abuelo descendiese de alguno de los Palomera que, enrolados en el ejército, fuesen a esparcir su semilla por el mundo. O eso, o que, al menos, emparentase con él (o ellos). En España también ha encontrado este apellido en personas de alguna relevancia social, o bien empresas con este patronímico. Mi amigo tiene, como yo, un primo segundo -por parte de madre- en Francia, quien, haciendo averiguaciones para construir su árbol genealógico, encontró a alguien que le informó de que los mormones tenían microfilmadas las actas de bautismo de todas las iglesias españolas, facilitándole una dirección de contacto. Gracias a ella ha podido obtener algunas partidas de la iglesia de San Mateo en Lorca, entre ellas la que aquí debajo reproduzco, de Ramón Palomera, hijo también de Ramón Palomera y a quien, por la fecha de nacimiento, supongo padre del Ramón Palomera que fue abuelo de mi amigo y cuñado de la madre de su primo de Francia.

Tenemos pendiente hablar con él para que nos cuente algo más sobre lo de los mormones, pues es un tema que nos tiene intrigados. Ya les contaré si me llega alguna noticia más.

No hay comentarios: