domingo, 9 de mayo de 2010

El diablo, cuando se aburre...

...mata moscas con el rabo.

Las cosas que tiene el desayunar tranquilamente, con la TV y la radio apagadas, solo, sin nadie ni nada que moleste. Esta mañana se ha dado una situación así. La mente se entretiene divagando, recorriendo mil rincones en otras tantas direcciones en un instante. ¿Saben en qué me he entretenido mientras mojaba galletas en la leche? Contar los movimientos exactos de vaivén de éstas dentro del líquido para que estuviesen en su punto, ni demasiado duras, ni tan blandas como para caer al vaso en el momento de hacer su camino hasta la boca. A la tercera ya tenía perfectamente controlado el tema: 22 “meneos” (ida + vuelta = 2), para la galleta entera, y 20 cuando ya había comido la mitad. Esto, que parece una tontería... lo es, pero a mí me va a venir muy bien para no tener que pescar más con la cuchara los trozos caídos al vaso, cosa que me da una rabia...

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Interesante investigación.

Pero debes controlar una "variable extraña" que puede producir sesgos en la investigación: la variable tiempo de inmersión. El nivel de líquido absorbido, casi con seguridad, depende también del tiempo de inmersión en cada uno de los intervalos.

Pensando un poco más, tal vez la variable temperatura puede influir en el experimento. La temperatura del líquido fundamentalmente, ya que el posible calentón matutino del experimentador tal vez no sea estadísticamente significativo.

Por este motivo yo trataría de, en lo sucesivo, replicar el experimento variando tiempos y temperaturas.

Un saludo
C. Fax

Pejiguera dijo...

Querido Dr. Fax, la siguiente fórmula lo explica todo:

ti=(mid*9)/T

donde ti es el tiempo de inmersión,
mid son los movimientos ida/vuelta y
T es la temperatura del líquido, en esta caso leche de soja (ya sabes que me estoy haciendo mayor). He observado que hay otro factor que influye -y no poco- en el resultado, y es el grado de tostado de la galleta. Cuando ésta está poco tostada, absorbe la leche con mucha más rapidez y hay que reducir los vaivenes en un par de movimientos o tres. Olvidé decir que las galletas que utilizo son bastante consistentes, pues son de sésamo, ricas en calcio, magnesio, hierro y antioxidantes, que vienen muy bien para este tiempo húmedo que nos hace últimamente.

Desde mis tiempos de la cerveza con magdalenas, no he vuelto a hacer experimentos raros con el desayuno, pero cualquier información que puedas aportar al respecto, será bien recibida.

Gracias anticipadas y saludos. :-)