sábado, 22 de mayo de 2010

El dichoso Feisbuk

Pues sí, también he caído -de momento- en las garras del facebook. Hace justo una semana estuve, junto con otros compañeros del grupo de Elche, en la I Foto-maratón de El Campello, y como iban a colgar una foto por participante para ser votadas por el público, la curiosidad pudo al “coneixement”. Por cierto, si les apetece votar la mía, no tienen más que pulsar aquí (antes del lunes 24, gracias). Pronto les haré un resumen fotográfico de cómo fue la cosa por allí, y les contaré una bonita historia de fantasmas y todo.

Pero volviendo a lo del feisbuk, cuando me di de alta el pasado lunes, al instante se me agregaron –o lo intentaron- no menos de 400 “caparras” (sin contar a mis hijos, hermanas, sobrinas, cuñados, primos y demás familia), se me han sugerido otros 400, además de la posibilidad de buscar otros tantos de mil maneras distintas. Vamos, que te lo ponen fácil. Y todo por lo que, en mi opinión, no es más que la versión internetera para pobres (porque puede salir cualquiera) del "Corazón-corazón", el "Qué me dices" y otros programas de esa calaña.

Pero, ¿tiene algo bueno?, me dirán. Pues sí, no todo iba a ser malo. Sirve para tener noticias de los que están lejos... pero de aquella manera. Creo que hay otras herramientas mejores para eso, pero tal vez requieran algo más de esfuerzo. También hay lugares interesantes, información que se actualiza constantemente... ¿les suena? Nada que no se pueda encontrar fuera de él.

Si cambio de opinión, ya les contaré, pues apenas llevamos 5 días tratándonos, pero mucho tienen que cambiar las cosas, muuucho...

No hay comentarios: